miércoles, mayo 30, 2007

¡Feliz feliz sí cumpleaños a tí, a tú!

Yo cada mañana agradezco despertar al lado de quién lo hago, pero hoy le agradezco a la negligencia médica que Fernando aterrizara en el planeta, hace treinta y puf añitos.

Me explico: después de operarse de la apéndice, el doctor le indicó a Grete, mi suegra, que tenía unos “pinchos” en la zona pélvica. Grete se preocupó, sobre todo porque desde los 10 años le diagnosticaron “exóstosis múltiple”, que es una enfermedad de huesos bastante rara y jodida que produce el crecimiento de bultitos óseos. De hecho, para ese momento había pasado decenas y decenas de operaciones porque los famosos bultos obstaculizan el funcionamiento de los músculos (además de que duelen en puta, claro, es -por ejemplo- un pincho en medio de la rodilla, a ver quién es el guapo que la flexiona sin ver las estrellas o en algunos casos quién es el guapo que puede flexionarla).

Tenía 23 años y estaba pensando quedar embarazada… eso de tener pinchos en la pelvis no sonaba nada bien. Fue, se hizo los exámenes y el doctor le dijo que todo estaba en orden. Al poco tiempo Fernando nadaba en líquido amniótico y los papás estaban radiantes de saber que podrían tener hijos.

Como las ecografías son invento reciente y las radiografías eran peligrosas en los primeros meses, no fue si no hasta el sétimo mes que Fernando padre y Grete pudieron ver la imagen de su bebé… para sorpresa del doctor amigo que revisó la radiografía, en ella se veían claramente tres pinchos puntiagudos en dirección a la cabeza del bebé. Pero, hete tú que ese chiquillo se había arrinconado hacia el otro lado, lejos de los huesos peligrosos. Para ese momento no sabían si lograría nacer bien o no. Dichosamente nació bien.

Doctor negligente: es usted un mega ultra requete cabrón. Nadie entiende cómo se le fue una cosa como ésta, ya que cuando termina el crecimiento dejan de salir los bultitos, es decir, ahí tendrían que haber estado cuando Grete se revisó. Tampoco se entiende cómo se salvaron madre e hijo, pero lo hicieron los dos. Señor don doctor cabrón, yo se lo agradezco con toda el alma, porque su irresponsabilidad es lo mejor que me ha pasado en esta vida.

¡Feliz cumple, Fernan!


¡Feliz- Feliz "sí" cumpleaños... a tí, a tú!



Sigo pensando lo que dije al año pasado, aunque ahora es mejor, más grande, más bonito, más emocionante… ¡más de todo!


Ps. En la foto, que supongo que sacó mi suegro, está Grete y el Fernan, sí, esa zanahoria tierna es mi casi marido hace unos añillos. El relato en palabras del Fernan está por aquí. Y la foto del pastelito es de Kris Timken

13 comentarios:

  1. Me ha parecido un escrito precioso, y lo de la enfermedad de tu suegra y como se salvó tu chico más aún... ojalá que esa felicidad con la que hoy escribes te guíe durante el resto de tu vida.
    Un besito aahh y felicidades Fernando !! ;)

    ResponderEliminar
  2. que guapo con su pelito pelirrojo. jeje
    bnss

    ResponderEliminar
  3. Allí se aplica lo de"no hay mal que por bien no venga" qué bebé tan hermoso era tu futuro esposo. Y tu suegra qué Guapa. Me gusta que todo tenga el desenlace bonito de tu felicitación a través del post. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Anonymous8:00 p. m.

    Qué bebé TAN BONITO!
    abrazos
    Mariela.

    ResponderEliminar
  5. ayyyy que bonito!!!
    Felicidades a tu Fernan!

    ResponderEliminar
  6. Aaaayyy cosa más linda la zanahoria como decís...

    Felicidades al casi marido!!! y a vos por tenerlo a tu lado y estar tan enamorada :)

    ResponderEliminar
  7. Qué adorable ese pelirrojillo!!!! (jejeje y eso que yo soy prácticamente invulnerable a los bebés).

    Besos para los dos! :-)

    ResponderEliminar
  8. JESSIKA: :-) yo creo que esa felicidad seguirá creciendo! Gracias por las felicitaciones.

    CELES: a mí me mata de la risa estas fotos de cuando era chiquitillo, él dice que sigue siendo pelirrojo pero no es verdad!

    WAITING: sí, el dicho queda perfecto. La suegra parecía modelo, igual que sus hermanas... siempre digo que con razón se vinieron a España "unos días" y nunca se fueron (españoles listillos...)

    MARIELA: ¿Verdad que sí? Me encantan las fotos de bebé... es que además con ese pelo parece de mentiras!!!

    MÁRMOL: gracias, se las di de tu parte!

    ANALÚ: es que dan ganas, además, de morderle los cachetes!!!!! :-) Gracias por las felicitaciones!!!!

    MURASAKI: dicho por vos se recibe como un GRAN cumplido, jijijiji. Besos para vos también!

    ResponderEliminar
  9. Pues vieras que no entendí mucho la negligencia. Pero Fernando está adorable. Y tu suegra tiene un aire de tía Kari, ji, ji!

    Besitos a ambos.

    ResponderEliminar
  10. La vida está llena de cosas que afortunadamente nunca ocurrieron.

    ResponderEliminar
  11. Hermosa historia. Y lindisimo bebé.

    ResponderEliminar
  12. jajajaja esto me recuerda a que yo tenia un novio que tenia un pelo de la barba pelirrojo (¿?) y me decia que tenia la barba pelirroja y yio... annnnjjaaa!

    ResponderEliminar
  13. MIGNONNE: es terrible, pero bueno... sí, si vieras fotos de jóvenes de ella y Karin se parecen mucho :-)

    FANMA: claro. :-) afortunadamente el doctor no vio los pinchos? :-D

    JAQUI: con esto del bebé, siempre bromeamos de que nos puede salir cualquier cosa, hasta una bebé o un bebé negrito con ojos claros y pelirrojo!

    CELES: jajajaja. Bueno, ahora Fernan tiene el pelo bastante menos rojo, es más bien castaño pero él sigue defendiendo sus genes!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...