lunes, diciembre 31, 2012

Feliz Año de la Suerte






Tengo una buena noticia... en el año 2005 viví en un piso 13, y lejos de resultar de mala suerte... fue un año fantástico. Este año no vivo en el 13, pero es el año 13. Así que les anuncio que será fantástico.

¿Propósitos? Unos cuantos. Pero son fáciles de resumir: hacerme responsable, con todas sus consecuencias de mis actos, pensamientos, decisiones, emociones y deseos. Trabajar para que lo que viva se corresponda con lo que quiero, lo cual quiere decir ser muy consecuente. Voy en ese camino así que debería ser sencillo, pero el cómo se los cuento otro día.

Por lo demás, nos vemos el próximo año.

¡FELIZ AÑO DE LA SUERTE!

lunes, diciembre 17, 2012

Me voy de paseíto

Vuelvo en un par de días, me cuidan el local si son tan amables...

viernes, diciembre 14, 2012

Zumba time

Digo yo que para qué medicamentos para la depresión y todos los males... cuando existe Zumba. Si aún no te has enterado de qué va (no pasa nada, el Ganga-lo-que-sea style lo conocí hace un par de semanas), dice el wikipedia que es: un movimiento o disciplina fitness de origen colombiano, enfocado por una parte a mantener un cuerpo saludable y por otra a desarrollar, fortalecer y dar flexibilidad al cuerpo mediante movimientos de baile combinados con una serie de rutinas aeróbicas. La zumba utiliza dentro de sus rutinas los principales ritmos latinoamericanos, como lo son la salsa, el merengue, la cumbia, el reggaetón y la samba. En cada sesión de Zumba, se pueden llegar a quemar 800 calorías.

Por ejemplo:




Al menos en mi gimnasio salimos con cara de felicidad. Ahora, no es para vergonzosos ni para quienes no aguanten un rato de musiquilla chumba chumba sin mucho contenido. Pero como yo no voy al gimnasio a ejercitar la mente soy mu feliz durante una hora. Pues eso: ¡me voy a menearlo!

miércoles, diciembre 12, 2012

La disyuntiva de ciertos libros


disyuntiva.
(Del lat. disiunctīvus).
1. adj. Que tiene la cualidad de desunir (‖ separar).
2. f. Alternativa entre dos cosas, por una de las cuales hay que optar.




Como eres bastante responsable con tu trabajo y parte de los deberes es leer... pues coges ese libro. Ese que jamás pero jamás cogerías, pero que en goodreads tiene una puntuación media. Más alta que otros que sí has leído y que te parecen aceptables. Venga, le damos una oportunidad, dices, por probar no pasa nada... además es trabajo.

Abres la primera página y aunque no acaba de encantarte, al menos descubres que te entretiene. Pasas a la segunda página y piensas, bueno, aunque el personaje no es sólido, al menos te entretiene. Ya un poco más tarde, en la página quince por ejemplo, piensas bueno, lo que pasa es bastante estúpido/ inverosímil/ forzado /injustificado / o todas las anteriores, pero al menos te entretiene.

Dos noches después has acabado con las 330 y pico páginas. No te has creído ni una frase, no te ha dejado nada para la vida pero bueno, piensas, me ha entretenido.

Entonces entras en estado dicotómico. Una parte tuya, esa que ha pasado por aulas y/o ha leído libros buenísimos, se niega a aceptar que eso venda y que tanta venta de eso esté bien. La otra parte tuya, la que quiere que le "entretengan" dice que te relajes y que no seas dura, que tiene mucho mérito hacerte leer 330 y pico páginas en tres días, y que si te has zampado las páginas como palomitas, al menos respetes a la autora y que asumas que sabe hilar una historia, que no es poco.

Uf.

Y no, no era "Cincuenta sombras de Grey". Ese me perdió en el segundo párrafo.

La disyuntiva está asumida en mi alma, porque mis dos partes jamás han conseguido ponerse de acuerdo. Es verdad que alguien que lee -sea lo que sea- al menos ya tiene una predisposición a la lectura y eso es un paso. Pero también creo que si con la literatura se fomentan y validan visiones de mundo y falacias vitales... flaco favor le hacemos a la gente.

Venga, me voy a leer.


lunes, diciembre 10, 2012

Sabes que ha llegado la Navidad porque...

1. Te apetecen más que nunca unos churros con chocolate a la taza (ver punto 5)

2. Oficialmente hace frío. Y una, como si no pasara cada año, se maravilla/horroriza cuando se encuentra un termómetro por ahí remarcando el motivo de que te castañeen los dientes. Un chocolate con curros quita el frío (ver punto 5)

3. Los semáforos en Barcelona son peligrosos: se esconden entre las luces de la calle. Casi mejor meterse en una cafetería... tal vez tengan chocolate con churros (ya sabéis qué hacer).

4. Crisis, sí, crisis... los comercios empiezan a estar a tope... las chocolaterías, pues también.

Y el último -que en realidad es de terror-

5. Empiezan las sesiones de cebarse como si no hubiese mañana. Chocolate mmmm, churros mmmm... Comer, dormir, comer. A la báscula mejor ni acercarse hasta el 40 de enero.

lunes, noviembre 19, 2012

Y cuando te detienes... ¡zas!

Recuerdo que cuando estaba pequeña tenía la impresión de que mis padres eran curiosos. Por ejemplo, pensaba que mi mamá hacía cosas que ninguna otra madre era capaz de hacer y (esto lo sigo pensando) que era la mejor conductora del mundo. Nadie como mi madre detrás del volante del coche. Pensaba, también, que mi padre escribía más rápido que nadie en la máquina de escribir, y que -por si fuera poco- (esto lo sigo pensando) que era el hombre más estudiado e inteligente del mundo.

Por otro lado, recuerdo también (no puedo asegurar que sea verdad, pero de eso se tratan los recuerdos) que mi madre programaba las vacaciones familiares con un margen. Me explico. Pongamos por ejemplo que mi padre salía a vacaciones el día 1. Entonces mi mamá reservaba hotel a partir del día 8. La razón es muy clara: en mis recuerdos infantiles, mi papá se enfermaba el primer día de vacaciones.

Y héte tú que, años más tarde, tengo patrones similares. En cuanto acaba un proceso X, entiendo que me bajan las defensas y zás. Creo que es un tema también de actitud vital, de un "ahora no tengo tiempo para esto" y el cuerpo obedece... pero en cuanto encuentra "un tiempo" te tumba.

Esta vez se ha equivocado, tengo función el jueves... y necesito mi garganta al cien por cien. La llevo clarita, ya lo sé, pero hoy me paso por la farmacia y que me llenen de medicamentos hasta las cejas.



Me pregunto si podría acostumbrar a mi cuerpo a otras cosas... por ejemplo, darle la orden de que cada vez que coma helados... queme el triple de calorías y me delinee los músculos abdominales. No sé, digo yo que eso sería mejor que el estado de mis amígdalas, garganta y nariz en este momento.


viernes, noviembre 16, 2012

Theatre Uncut... o como se demuestra que estoy pirada





THEATRE UNCUT

Teatro sin recortes, por todo lado y en cualquier lado
Un proyecto internacional para denunciar la actual política de recortes

Del 12 al 18 de noviembre, una serie de piezas teatrales breves sobre la crisis y los recortes a cargo de prestigiosos dramaturgos internacionales están libres de derechos, para que cualquiera pueda hacer lo que quiera: montarlas, leerlas, darlas a conocer, grabarlas, fotografiarlas...

La Pulpe Teatro y una servidora hemos decidido hacerlo casero: mañana sábado a partir de las 9 pm haremos una lectura de dos textos: Dalgety (David Greig) y Punto Muerto (Blanca Doménech) en el comedor de mi casa.

Para que a nadie le quepa duda de que hacemos teatro en cualquier sitio, como se pueda, con o sin recortes. La lectura estará a cargo de Catalina Calvo, Meritxell Calvo, Silvia Ferrando y Salvador Miralles.

Listo, vámonos a casa.



Más información aquí

miércoles, noviembre 14, 2012

En huelga




Veo las noticias y se me estruja el alma. Escucho a la gente en la calle y me entra un desconsuelo enorme. Miro mi cuenta bancaria y pienso... En fin, que ¡hoy este blog también está de huelga!


lunes, noviembre 12, 2012

Como un calorcito en mi alma bloggera


El miércoles de la semana pasada estuvimos en la 17 Muestra de Teatro de Barcelona. Invitamos a mucha gente, alguna vino, otra dijo que vendría y no pudo, otra ni siquiera respondió a la invitación. 

Pero yo me llevé una sorpresa muy bonita.

Salgo de la sala a saludar a los que sí vinieron y se me acerca alguien... pregunta si doy Denise. 

Entonces se presenta, es Dsdmona, esa aficionada al teatro y a los libros que sigo hace tantos años. 

Entonces yo me le cuelgo al cuello como si la conociera de siempre, porque creo que alguien a quien lees muchos años virtualmente acaba siendo parte de tu realidad... y más si se presenta en el teatro donde presentas una obra, compra su entrada y mira lo que haz hecho durante una hora y media.

Gracias, guapísima. Todavía tengo un calorcito en el corazón. Te debo un café, o un té, o un vino.

Viva el cibermundo.

viernes, noviembre 09, 2012

En boca cerrada...


Digamos que Amiga Enfadada llega a contarte que su pareja, llamémosle Equis, es un esto, un lo otro, un lo aquello y un lo de más allá. Tú te pasas las horas escuchándola, intentando aconsejarla que parece ser lo que quiere, y al final ella se va muy contenta a casa. Tú más bien te quedas con un sinsabor, porque Equis es mucho menos de lo que Amiga Enfadada se merece.

Pasa el tiempo y los problemas entre Amiga Enfadada y Equis se agravan. Le dices tu opinión, sigues aconsejándole. Amiga Enfadada finalmente rompe con Equis. La consuelas, le dices todo aquello que callaste por prudencia, Amiga Enfadada incluso se molesta un poco porque no fuiste 100% sincera antes de la ruptura.

Pasa el tiempo y Amiga Enfadada vuelve con Equis. Ahora es un supuesto idilio, en el que -la verdad- ves los mismos errores que antes, pero como echarse de menos es balsámico, pues casi prefieres que ni te pregunten.

Y te queda un sinsabor peor que el otro... porque cuando uno opina, siempre se expone. Amiga Enfadada ya ni toca el tema contigo.

Ojalá pasara sólo con las parejas, porque ya aprendí que se dice el 10% de lo que se piensa y listo. Pero pasa entre amigas. Amiga -otra- Amiga dice que Fulanita le hizo una grosería. No sólo lo dice, es que te consta. Haces del abogado del diablo porque ahora Amiga -otra- Amiga está en la cresta de la ira y ya se le pasará.

Pasa el tiempo y los problemas entre Amiga -otra- Amiga y Fulanita se agravan. Le dices tu opinión, sigues aconsejándole. Entonces lo sueltas, te olvidas la regla de la prudencia y dices: es que lo que hizo Fulanita es muy fuerte, no es normal, no debería ser aguantado. Amiga -otra- Amiga está de acuerdo contigo y dice que pondrá distancia.

Pasa el tiempo y Amiga -otra- Amiga ha vuelto a las andanzas, como que se le pasó el cabreo y perdonó a Fulanita y echarse de menos es balsámico, entonces lo que le hizo ya no es tan fuerte y no pasa nada.

Y te quedas con un sinsabor, porque resulta que tras padecer y escuchar llantos y quejas y pensar cómo decirle las cosas y ser asertiva e incluso sufrir un poco por ella... pues resulta que te das cuenta de que básicamente la pringada eres tú.



Aprendo diez cosas de las experiencias (múltiples) de este asunto. He aquí mis mandamientos en tiempos de conflictos entre personas, cuando no tengo vela en el entierro y lo único que me queda es hacer de “escuchadora”:

  1. Todos los novios son buenos, incluso si son unos desgraciados.
  2. Todas las amigas son buenas, incluso si son unas desgraciadas.
  3. Escuchar es un ejercicio mental importante, que consta de dos partes: escuchar y asentir. A veces decir “lo siento.
  4. Opinar es un ejercicio vacuo y podrá ser usado en tu contra, aún cuando sólo represente el 10% de lo que realmente piensas.
  5. Aunque alguien te diga “dime qué piensas, sinceramente”, cuida tus palabras.
  6. Nadie sufre más que el “escuchador”, por lo tanto, si te toca serlo, prepárate.
  7. Los novios odiarán a las “escuchadoras” porque en el 75% de los casos, Amiga le dirá algo de lo que dijiste. Incluso sin mala fe, es muy buen argumento aquello de “hasta X piensa que tú...”.
  8. Las amigas-otras-amigas de tus amigas tenderán a no quererte, porque en el 75% de los casos, tu Amiga le dirá algo de lo que dijiste. Incluso sin mala fe, es muy buen argumento aquello de “hasta X piensa que tú...”.
  9. Cuando no quiero la opinión ajena, no la pido.
  10. Cuando no quiero la censura ajena, no la doy.

Y todo esto sin que fuera conmigo ninguno de los temas.

Sí, en boca cerrada...

miércoles, noviembre 07, 2012

Siete amores tengo yo...

Hago teatro desde hace tantos años que creo que lo traía en la sangre. En realidad empezó como una chiquillada: hacíamos pequeñas obras/sketches en las fiestas familiares o jugábamos a series o culebrones en la casa de mi abuelita.

Poco a poco me fui dando cuenta de que eso tan divertido es una carrera y aquí me tienen. Como si se tratara de una relación, el teatro y yo nos dimos un tiempo por allá del año 1999. Había acabado la carrera de periodismo y decidí centrarme en trabajar como redactora. Tenía 20 años pero pensaba que me sabía la vida de pé a pá. No tardé mucho en darme cuenta de que era redactora de cultura, cuando lo que me gustaba era aquello de lo que escribía.

Lo dejé todo. Me dije... ¡pero si yo soy de teatro! Dejé un trabajo estable, de horario medianamente definido (al menos en el medio y en la fuente que yo cubría el horario lo estaba). Dejé un salario mensual que cubría mis gastos fácilmente. Dejé ese calorcito que da la posibilidad de ir creciendo en tu profesión.

No me arrepiento. A veces me cabreo con lo que cuesta, con el esfuerzo económico y emocional que significa, pero no me arrepiento. Yo no podría ser feliz sin las artes, lo sé. Y creo que es una cuestión de humildad: no creo que sea buena para nada más que el teatro, escribir y tal vez cocinar. No soy buena periodista, nunca lo fui... pero sé qué hago con un escenario o frente a un teclado.

La vida, entonces, me tiene que parecer bonita. Paso ocho horas ensayando, seguidas, un sábado. Y no pasa nada. Lo hago porque no puedo evitar hacerlo, es casi compulsivo. Pero me ayuda a entender que detrás de lo que hacemos hay una parte muy grande de amor. O al menos así debería ser.

Se los digo en broma pero tiene su punto de verdad. Voy a ensayar con mis siete amores. Me he encontrado con mucha gente maravillosa, pero este año se lleva la palma. Estar en sala de ensayo con siete seres humanos preciosos, que me han enseñado mucho sobre cómo se hace esto, es un privilegio. Porque desde principios de este año cada día que he ido a ensayar con ellos ha sido bonito. Incluso los días en que el ensayo no va bien, incluso esos días, son fantásticos.

Y por eso estoy tan contenta hoy. Nos presentamos hoy a las 21 hrs en la Mostra de Teatre de Barcelona y para mí, qué queréis que os diga, es como un banquete de bodas a siete bandas.


viernes, noviembre 02, 2012

Razones (posibles) para el insomnio

Lo mío con el insomnio es de historia de terror. Paso meses durmiendo "bien" (léase, me duermo hacia la 1:30 am sin problemas) pero luego de repente ¡zas!... dejo de dormir. Entonces el ciclo "normal" (léase el que mi cuerpo decide que es normal) pasa a ser que -haga lo que haga- el sueño me llega entre las 3 y las 4 de la mañana. Si fuera una cosa de "te levantas temprano y así en la noche estás petada" o "haz ejercicio" o "toma melatonina que regula los ciclos de sueño" sería muy sencillo. No, no, mi insomnio es tenaz y cabezota y se resiste a los consejos habituales.

Pongamos por ejemplo que me he ido a dormir a las 4 y me levanto a las 8. Toda la mañana soy medio zombie pero hacia la hora de comer remonto. Más o menos a las 6 pm me muero del sueño, pero claro, resisto con la esperanza de dormirme pronto por la noche. Llegan las 3 am y estoy despierta. Al día siguiente lo mismo. Entonces decido dormir una siesta... y entonces llegan las 4 am y estoy despierta.

Todo sería perfecto si tuviera un ciclo de sueño corto. Pero no, resulta que necesito 7-8 horas de sueño. la cosa se complica, como podréis entender.

El problema de mi insomnio, creo yo, es que si intento resistirlo es peor, doy vueltas en la cama sin parar. El problema de no resistirlo, por otra parte, es que me pongo a escribir, leer o ver series... y el cerebro se me activa y... sí... llegan las 3 o las 4 am y estoy despierta.

Entonces sigo otros consejos: un baño con agua caliente. No funciona. Meditar. No funciona. Vaso de leche tibia. No funciona. No funciona. Afirmaciones. No funciona. No funciona. Cabrearme. No funciona. No funciona. No funciona. La dormidina sí funciona, pero el quimicazo no me gusta y al día siguiente, aunque haya dormido lo que toca, soy yo la que paso horas sin funcionar.





He aquí las razones (posibles) para el insomnio.

1. Me preocupa el fin del mundo. Hay cosas que no he hecho aún y me quedan menos de dos meses.
2. Aún no entiendo del todo la diferencia entre el sarcasmo y la ironía.
3. La prima de riesgo. No la conozco y no nos entendemos, pero se habla mucho de ella.
4. Tengo una conexión con los extraterrestres mientras duermo y me da miedo (esto es inconsciente, claro, pero me afecta)
5. Soy de Plutón y desde que declararon que no es un planeta, me siento apátrida.
7. No tengo niños. Mis amigas madres duermen siempre que pueden, jamás las he oído decir "el niño dormido y yo sin poder pegar ojo".
8. Los Reyes son los padres y no lo he superado.
9. Fernando Alonso no ha conseguido mantener el primer puesto del mundial de F1. Y Ferrari... uf, no me hagáis hablar de Ferrari.
10. Creo que habrá un apocalipsis zombi y no tengo claro mi plan de acción.
11. Me he dejado el número 6.

En fin, terrícolas, que un día me volveré loca por culpa de mis ciclos de sueño trastocados. Lo aviso.






miércoles, octubre 31, 2012

Sabes que ha llegado el frío porque...

1. El vikingo no sólo "permite" que se ponga el nórdico sino que organiza el evento.
2. Tu paso normal en la calle pasa a ser de unos 20 kms por hora.
3. Te estorban todas esas blusas sin mangas en el armario.
4. Lavaste, tendiste, te jodiste... la ropa se moja de vez en cuando, lo asumes y cuando no llueve, todo tarda siglos en secarse.
5. Estar en casa parece una idea preciosa.
6. Te piensas si poner la calefacción en octubre es realmente exagerar.

Y finalmente...

7. La primera palabra al salir de casa es malsonante.

lunes, octubre 29, 2012

A la Muestra de Teatro de Barcelona



La Pulpe Teatro presenta


ESTÁ LINDA LA MAR 
de Denise Duncan







en la 17a Mostra de Teatre de Barcelona

Miércoles 7 de noviembre, 2012
a las 21 hrs

Teatre del Raval 
(Carrer Sant Antoni Maria Abad, 12)






"Margarita, está linda la mar
Y el viento lleva esencia sutil de azahar
tu aliento
Margarita, te voy a contar un cuento" 
(Rubén Darío)

Mi abuelita me enseñó de pequeña un poema de Rubén Darío, conocido popularmente como “Margarita”. Yo se lo pasé a Zoe, la protagonista de la historia, que recuerda cuando se vio obligada -de niña- a pasar una semana fuera de su entorno, de sus costumbres, del universo conocido. Y entonces ella descubrió... ¡descubrió lo que tenéis que venir a ver!





EQUIPO

Dramaturgia y dirección: Denise Duncan
Ayudante de dirección: Marta Santandreu

Actúan: 
Meritxell Calvo Marco, Zoe
Paula Isiegas, su madre, Bea
Salvador Miralles, su padre, Luis
Marta Santandreu, su tía Carmen
Lavinia Vila, su tía Amalia
Carla Rovira Pitarch, su abuela, Margarita
Gabriel Molina, su abuelo, Paco

Diseño de escenografía:Victor Peralta
Diseño de vestuario: Maria Albadalejo
Diseño de iluminación: Laura Clos “Closca" y Anna Adrià Reventós


Entradas a la venta en: atrapalo.com,  o en este link https://www.telentrada.com/Telentrada/ca/Compra+on-line/ci.Espectaculo+Est%C3%A1+linda+la+mar.compra  o en la taquilla del teatro una hora antes del espectáculo (si quedan, claro)

viernes, octubre 26, 2012

El timo de las aerolíneas “low cost”


Se me había quedado esta entrada en el tintero, pero aquí va...

Hace unos años todos celebramos la llegada de las aerolíneas de bajo costo. Por precios bajísimos podíamos ir de un sitio a otro. Grandes y sonados casos como los vuelos transocéanicos por 499 euros ida y vuelta, por ejemplo, o vuelos a diversos destinos europeos por 5 euros más impuestos.

Aquellas fueron épocas de viajeros mochileros en éxtasis, de vuelos más baratos que trenes, de jolgorio y alegría sin igual.

Pero ¡casi siempre hay un pero! aquello que pintaba tan bien ha acabado siendo una trampa mortal. Ya no hablo de los fiascos de Air Madrid o afines, no, sino de las aerolíneas que siguen operando. De Ryanair hay poco que decir... de bueno, quiero decir. Tras nuestro último vuelo con esta aerolínea a Tenerife hace tres o cuatro años quedamos curados de espanto. Salimos de un aeropuerto de Girona lleno de moscas, maloliente y sucio, con un servicio al cliente deplorable y una cola para entregar maletas de más de una hora... esto sumado a un reportaje sobre las condiciones de la aerolínea que era de parar el corazón, y a ver que en el fondo tampoco era taaaan barata... pues decidimos no volar nunca más con esta aerolínea. De vuelta la maleta se perdió y tardó una semanita en aparecer. La broma es que la habían mandado a Reino Unido y les costó dios y ayuda encontrarla. Ryanair caca.

Entonces fuimos barajando opciones. Las Islas Canarias se ponen por las nubes en agosto, pero resulta que es cuando podemos viajar porque el Vikingo tiene vacaciones.

La “mejor” en precio resultó ser Vueling. El año pasado viajamos y al llegar la maleta no venía con nosotros. Supusimos que era mala suerte y al día siguiente, o dos días después, apareció la maleta. Un pequeño percance pero nada grave.

Pero este año lo confirmamos... Vueling es una línea aérea de mierda. Lo gustoso que es decirlo... así que lo repito... Vueling es una línea aérea de mierda. No sólo ahora les ha dado por cobrarte hasta por respirar (poco les falta para poner un sistema que impida abrir la puerta del lavabo si no depositas un euro), sino que con la última subida de impuestos se subieron al carro de cobrarlos retroactivamente. Me imagino al de alguna tienda de ropa cobrándome la diferencia de IVA ahora que lo han subido, si es que la ropa comprada se encuentra sin estrenar. Ojalá se quedara allí el asunto, ojalá...

Además de que parece que cada vez hay menos sitio en los asientos (con mi 1,75 mts apenas me caben las piernas), cuando llegamos al aeropuerto nos encontramos con la noticia: han vuelto a perder las maletas. No solo las nuestras... de hecho perdieron 70+ maletas. Sin noticias de vueling. Sin noticias de las maletas. Sin noticias de nada.

Porque para cobrar son rápidos y eficientes, pero para atender... bueno, eso.

Cuatro días después la respuesta es que aún “no saben dónde están, no las tenemos localizadas”. NO SABEN DONDE ESTÁN. WTF????? O sea que lo más probable es que sigan en el aeropuerto de El Prat. Eso con suerte. Al final del cuarto día finalmente aparecen. La etiqueta, ríanse conmigo por favor, dice “RUSH”.



Pues gracias a estas vacaciones tan bonitas que nos regalaron los de Vueling, descubrimos algunas cosas interesantes. Las explico por si les pasa algo similar, para que estén atentos/as:

-Cualquier indemnización se paga por reclamación. Ahora lo explico mejor... hay indemnización diaria, de 50 euros que con suerte te pagan unas 3 semanas después de presentar la solicitud, y otra que se da en caso de pérdida total de la maleta, de “hasta” 1300 euros. En cualquier caso, la lista de cosas que te piden para devolverte el dinero es tal que, honestamente, al final te cansas y desistes.

Pero ahora voy al meollo... esto es por reclamación. Es decir, si la reclamación de dos, tres o cuatro maletas las hace UNA persona, cuenta como una sola, sean las maletas que sean. O sea que es mejor que pidan que les facturen las maletas de manera personal, aunque viajen en pareja o en familia. Y si se pierden, que cada persona de la familia o grupo haga el parte correspondiente también de manera individual.

-Las maletas no se dan por perdidas hasta 21 días después de la llegada... o sea que a ellos les parece normal dejarte sin tus cosas hasta 21 días. Antes de eso simplemente “no saben dónde están”. Esto es como cuando yo le decía a mi madre: no mentí, sólo no dije una parte.

-Hay gente que es muy lista y ha aprendido a jugar este juego del terror, de hecho lo vi pero no entendí de que iba hasta que nos dijeron que nuestras maletas se fueron de viaje a la isla de Lost: cuando llegan al mostrador antes de entrar en la manga y abordar, piden que les verifiquen que su maleta ha sido cargada en el avión. Otros le pidieron lo mismo a los sobrecargos del avión. Apliquen la histeria, parece que funciona.

-El dinero que te cobran por maleta, por trayecto, no se devuelve en ningún caso. Es decir, si la maleta por ejemplo se queda todo el tiempo en el puerto de salida, a los de Vueling eso se las pendula. Te han cobrado por bulto y por trayecto, hagan o no hagan su trabajo.

-El número al que tienes que llamar para preguntar por tus maletas es MUY CARO. A nosotros nos habrá llegado un plus de 60-70 euros por llamarles, cuando eso es un gasto que debería asumir claramente quien falla.

-Vueling e Iberia se pasarán la pelota siempre que puedan. Resulta que alguien de vueling puede tramitar la reclamación en la ventanilla de Iberia, puede incluso usar el sistema informático de Iberia, puede darte el papelito con membrete de Iberia... pero a la hora de la verdad, te dirán “esto no es Vueling, es Iberia”.

Entonces, volviendo al asunto de las aerolíneas de bajo costo, me parece a mí que hemos caído en una trampa terrible... estas han sacado a otras de según qué rutas, nos dieron gato por liebre y ahora no hay marcha atrás. Han sacado a otros de juego y ahora jugamos en su cancha, con sus reglas y el balón que les apetece que usemos, que cambian siempre que tienen ganas.

Democratización de los billetes aéreos... sí sí ajá... esto se llama pauperización del viajero.


Os dejo con un maravilloso vídeo que me dejó Martes:




miércoles, octubre 24, 2012

turista-cancún

Ahora que ha pasado el verano y la afluencia de este tipo de ser disminuye, os voy a hablar de una plaga extendida por el mundo. Sobre todo en las costas que parecen tener un puntillo de lejanía o exotismo pero prometen comodidades sin límites. La plaga es peligrosa se mire por donde se mire... se llama la plaga del turista-cancún.

El turista-cancún se distingue por tres características principales: bronceado rojo pasión con marcas muy muy blancas, capacidad insondable e inconmensurable de ingerir alcohol y necesidad imperiosa e inaguantable de escuchar música todo el día, en todo lugar, cuanto más de mal gusto mejor.

Llamadme snob. Llamadme pedante. Llamadme pretenciosa. Llamadme como os apetezca... pero el turista-cancún me pone de mal humor.

Prefiero al típico dominguero/come huevos.

Porque el turista-cancún va a la playa para tostarse y que sus amigos le pregunten dónde estuvo. El turista-cancún va a la playa para ir de compras... van a la playa para comprar perlas, rolex, ropa de marcas caras no... carísimas, zapatos imposibles que luego las turista-cancún se ponen para ir a comer a ese restaurante más kitsch que la puñeta, con precios aún más risibles.

Todos hemos sido turista-cancún en algún momento, no me malinterpreten... pero yo lo fui con 16 años, acompañada por otros adolescentes amigos y dos madres corriendo detrás nuestro intentando controlarnos y en Cancún. Pero cuando veo turista-cancún de más de 40 ó 50 ó 60, el corazón se me estruja. Esos ya no tienen remedio, su ADN está modificado y los pequeños turistitas-cancún, hijos, nietos, hijos de sus amigos... esos turistitas-cancún aprenden rápido y piensan que esto es, que el asunto es así, que así se viaja.

En estas vacaciones pude ver de cerca a una tipología de turista-cancún que me parece aún más terrorífica. El speak-english-please. Procedente casi siempre Inglaterra (pero ojito que los alemanes les siguen de cerca), viene con sus amigos... ingleses. Se hospeda en hoteles donde la carta del restaurante está en inglés. Pide comida que sea como la inglesa. Fish and chips, por ejemplo. Durante el día se junta con otros fellow speak-english-please  Hablan de cosas inglesas, piensan en su brumoso país, se tuestan sus blanquísimas pieles inglesas, beben cerveza inglesa, ven partidos de la liga inglesa de fútbil, vía satélite, en bares donde las camareras son inglesas. Por la noche corren en manada a buscar un restaurante con música en vivo. Música en inglés. Doble puntaje si es muy muy hortera. Triple puntaje si tiene al menos dos o tres décadas de haber sido lanzada al mercado inglés. Animan dando palmas. A veces se les oye un aullido de placer. Tanta “inglesidad” los pone a cien. A doscientos, les pone el aroma de su tierra que se respira en el ambiente. Más tarde se van de discotecas, ojalá haya concurso de camisetas mojadas, se van de fiesta a morir, a hacer el animal pensando que ¡qué más da, damn it, estoy en el extranjero, nadie me conoce! Sin darse cuenta de que, en realidad, quienes los miran son otros amiguitos de su barrio inglés. Se van a dormir orgullosos, qué bien nos lo pasamos esta noche, se van a dormir y a la mañana siguiente vuelta a empezar.

Llamadme snob. Llamadme pedante. Llamadme pretensiosa. Llamadme como os apetezca... pero el speak-english-please me pone de mal humor. Digo yo... ¿no es mejor quedarse en el barrio, hacer todo eso tan inglés y todos tan tranquilos? No entiendo el turismo, el viaje, el desplazamiento para ghettizar el mundo. ¿Qué se llevan a casa, aparte de sus quemaduras de 3er grado?

Definitivamente me hago vieja. O insoportable. O las dos. O “ingüelible”, como se dice en mi casa.
Líbranos señor de los turista-cancún, que de los domingueros ya me libro yo.

lunes, octubre 22, 2012

Noche de pesadillas, en 3 rounds


1er ROUND

"Navego" un coche descapotable como si fuera un barco en un río enorme y revuelto, conmigo va el hijo de una amiga. La corriente, que se parece a la del mar, nos acaba arrastrando a una cascada que conseguimos volver a subir varias veces, hasta que el coche-barco se queda sin gasolina. Acabo (el niño desaparece) con Cata en una mansión tenebrosa pero majestuosa. Imaginen la casa de "Eyes Wide Shut" pero como si el casting y la dirección de cámaras la hubiera hecho David Lynch. Habitaciones y más habitaciones, cada cual nos va poniendo más y más nerviosas, pánico, gente muy rara, alucinaciones, miradas subrepticias, pupilas dilatadas, mala vibra. Tenemos la impresión de que nos han drogado y sabemos que tenemos que huir. Resumiendo... Cuando conseguimos salir nos apresan y nos inyectan un sedante en el corazón. Despierto en el coche descapotable, navegando sola, en el río enorme y revuelto. Veo la mansión Kubrick-Lynch venir a lo lejos.

Y entonces me doy cuenta de que tiene que ser un sueño. "Quiero despertar, quiero despertar, por favor, por favor, quiero despertar". Abro los ojos y veo al vikingo que viene del baño, menos mal, así le cuento el asunto. Lo raro es que viene de la derecha... el baño de nuestra habitación está a la izquierda. Debe ser que sigo desubicada, pienso. Le cuento la mitad del sueño y de repente la habitación se queda a oscuras...

Abro los ojos, seguía dormida. Son las 4:00 am. Ahora estoy despierta, con una sensación rarísima en el cuerpo, aturdida, me duele muchísimo el corazón, en el punto en el pecho donde me inyectaron el sedante en el sueño. El vikingo se levanta, va al baño, cuando vuelve -esta vez del lado izquierdo- le pido que me abrace porque la cosa ha estado chunga. Respiro. Casi no he dormido, le pido a mi cerebro que se calme, que necesito descansar en las horas que me quedan. Me cuesta muchísimo esfuerzo pero vuelvo a dormirme.

2do ROUND
Llamémosle "Conocido X". Conocido X llega a casa de mis padres con su Esposa X y sus hijas Y y Z. A él le conocemos en casa, así que les dejo entrar. Busca a mi padre. Me pide que lo llame pero que no le diga quien es, quiere darle una sorpresa. Yo voy a buscarlo, mi madre está en cama y no se puede levantar. Cuando vuelvo a la cocina con mi papá, noto que Conocido X quiere hacerle daño. No le dice quién es, se presenta como "Alma" y por algún motivo raro, veo que mi padre no se ha dado de cuenta de su verdadera identidad. Sé que va a pasar algo. Lo siento. Se me acelera el corazón. Me llevo a Y y a Z, no quiero que presencien el asunto, sé que es inminente e inevitable. Me las llevo al cuarto donde está mi mamá, justo entonces llega mi hermana y yo... yo le entrego una tijera enorme, abierta y le digo que tiene que ir a defender a mi papá, que Conocido X lo quiere matar y que yo me tengo quedar con las niñas y con mi madre. Mi hermana primero me dice que no, pero luego se va decidida. Se oyen gritos y golpes. Al rato vuelven mi padre, mi hermana, Conocido X y Esposa X con la ropa a jirones, golpeados, maltrechos, pero vivos. Conocido X y Esposa X se llevan a sus hijas y se van. Mi hermana me devuelve las tijeras. Yo sigo muy asustada.

Abro los ojos. Son las 7:00 am. El vikingo se acaba de levantar para ducharse. Respiro. Casi no he dormido, le pido -ordeno- a mi cerebro que se calme, que necesito descansar en el par de horas que me queda. Vuelvo a dormirme.

3er ROUND
Estoy en una habitación con una gran ventana al fondo. Detrás de la ventana se ven unas ruinas de un cobertizo de piedra. Soy la encargada de "limpiar" energéticamente el lugar. Pongo incienso, enciendo velas. O más bien lo intento. cada vez que enciendo una vela pasa algo raro: una se deshace en un segundo, se funde en mi mano, otra se apaga cada vez que consigo que le mecha encienda. Me va subiendo el miedo, sé -lo siento muy claramente- que hay algo o alguien ahí que no quiere que consiga "limpiar" esa habitación. Miro a la ventana y desde las ruinas veo venir a ese "algo" o "alguien". No tiene forma del todo humana, pero reconozco que aquello no es bueno. Me apuro aún más a encender la vela azul que tengo en la mano, que sigue apagándose con la misma terquedad. Finalmente "eso" -sin tocarme y muy lentamente- me eleva a varios metros del suelo, siento primero que se me despegan los pies, luego miro hacia abajo y calculo que habrán unos dos metros hasta el suelo, me sube cada vez más alto, como si me sujetara del estómago, yo sigo diciéndole cosas para rechazarle y sacarle de la habitación, la vela sigue apagándose cada vez que intento encenderla.

Abro los ojos. Son las 9:00.

Vaya noche.

No, no cené pesado... de hecho comí una cosititita ridícula para no irme a la cama sin cenar.

 Respiro.

 Es hora de levantarse.






sábado, octubre 20, 2012

Feliz cumple.

Hace unos años escribí esto:


Catarsis, Catalizadora, Cataplúm!

Normalmente soy de las que odio equivocarme, me da rabia cuando creo algo y luego no tengo razón, o cuando actúo de una forma errada.

En otros momentos, más bien, disfruto de darme cuenta de que estaba equivocada. Como en este caso... cuando conocí a mi amiga Cataplúm, directamente me caía mal... creo que yo a ella también. La juzgaba por su imagen, por ser tan alegre y tan llamativa, asumía que detrás había poco. Me equivoqué rotundamente, dichosamente.

Pasamos un par de años o más como compañeras de nuestra primer carrera, pero hasta que nos encontramos en Teatro nos dimos cuenta de que teníamos muchísimo en común y terminamos por ser muy buenas amigas.

No es que no extrañe a otras personas, pero pasé de verla casi todos los días ahora que estuve en Costa Rica, a no verla nada. Es la persona que más me hace reír, que me hace sentir bien incluso sin soltar largos discursos sobre la vida, que está ahí sin presionar, porque le sale naturalmente. Pasó de ser la catalizadora de las catarsis a ser esa foto en el messenger. Como dice una canción de Fernando, "you gave me peace and then stole it".

Es ahora cuando me doy cuenta de lo importante que es para mí mi pequeña amiguita viajera, aunque ya tenía claro lo que la quería, pero este extrañarla a diario es diferente. Espero que termine de construir la balsa transoceánica que ofreció, se suba y empiece a remar hasta llegar a la Barceloneta (no está lejos de mi casa, ya de ahí podés venir caminando) y se aparezca en la puerta de mi apartamento. Yo, como en las caricaturas, haré ¡cataplúm!


En todo caso lo que estoy tratando de decir es:


¡Feliz Cumpleaños Microbio hermoso!

¡Te quiero y mucho!




Hoy agrego: ya hice cataplúm, ya no te digo microbio, te admiro y me alegro mucho de haberme dado cuenta de la equivocación. Ahora la tengo a unos pasos de distancia casi siempre (aunque la próxima semana corre el rumor que se nos independiza...). No tengo palabras para explicar lo bonitas que han sido estas tres casi cuatro semanas, y lo bonitos que amenazan con ser los meses venideros. Se me explota el corazón de amor.

O sea que lo que estoy tratando de decir es: Estoy muy orgullosa de vos, de la mujer que sos, de la persona que me ayudás a ser. GRACIAS y que vengan muchos años más.

jueves, octubre 18, 2012

“Los inteligentes son los peores”


Ya desde que entran llaman la atención. Él con esas camisetas cuello V que deja ver el musculamen correspondiente. Ella luce una melena rubia hermosa, perfectísimamente planchada y se pasea en unos tacones que padre-del-amor-hermoso-y-del-cielo-señor-mío, si estos lleva los jueves por la tarde en una cafetería, no me puedo ni imaginar los que usa los viernes en la noche para ir a la disco. Ya quisiera yo tener el equilibrio para subirme en esos. Coquetean de una manera que pretende ser discreta, pero que lo será solo para ellos. Me hacen gracia pero sigo trabajando. Hasta que escucho una serie de frases de millón y no me queda más remedio que empezar a tomar nota.

Ella: La mayoría de la gente piensa que si eres guapa es que eres tonta.
Él: La mayoría de la gente en la vida se equivoca.

Poco después:
Él: Yo fui muy rebelde de jovencito, ¿sabes?
Ella: ¿Pero cuántos años tienes?
Él: 23.
Ella: Ah, claro.
Él: Pero eso era de jovencito. Aunque nunca fui de salir mucho, pero sí me rebelaba con mis padres y eso, ¿sabes?
Ella: Lo sé. Mejor rebelarse joven, los rebeldes luego aprenden cosas de la vida que otros no saben.

Ella: Yo no salgo con chicos sólo por la apariencia.
Él: Yo tampoco. Soy un alma vieja, llevo varias vidas y eso quiere decir que llevo ventaja, yo soy un tipo que veo más allá, mi mente siempre va más allá. Pero no voy de listo, tampoco. Además, para tener pareja los inteligentes son los peores ¿sabes?, siempre te pueden dar la vuelta cuando menos te lo esperas.
Ella: Ya. Sí. Es así.
Él: Es así.

Una más, de bonus track.
Él: Yo lo que digo es porque lo sé, porque lo tengo seguro, sino te diría 'creo que' y no te diría lo que pienso, por eso hablo con convicción, vamos, que yo sé lo que digo, si no no lo digo.

Doble puntaje por la repetición del verbo decir. 

Clap clap clap clap. Casi me pongo de pie a aplaudirles... genios de la creación de diálogos. Nótese que hacen eso tan lorquiano de usar la réplica anterior como parte de la respuesta. Por ejemplo yo digo “¿estabas en el pozo?” y el otro personaje responde “estaba”. Segundo, los dos son tan consecuentes con la imagen que crean al entrar que impresiona. No hay decepción posible, lo que ves es lo que hay, pero tiene un punto genial el que no sepan lo que son, es decir, quien es X no sabe que es X. Juro que aunque este post rezume pedantería, no les juzgo, de corazón me parecieron dos personas increíblemente teatralizables y -por tanto- apasionantes.

Y nada, que vine a contarlo.  

domingo, octubre 14, 2012

Lo imposible



Ayer fuimos a ver "Lo imposible" con el vikingo. No habían pasado diez minutos y ya teníamos -ambos- el corazón estrujado, hecho un puño, en la mano. Juan Antonio Bayona (en la dirección) y Sergio G. Sánchez (en guión, repiten tándem de El Orfanato) consiguen atrapar al espectador desde muy pronto y la verdad es que durante las casi dos horas que dura, no te sueltan.

Primero esperas la ola, porque sabes que vendrá. Cuando llega hay un segundo en que piensas... ¿y ahora qué carallos harán? Bueno, para saberlo hay que ver la película.

Naomi Watts ha recuperado mi respeto (supongo que esto no la dejaba dormir, clarísisisimamente). La última vez que la vi fue en King Kong y quería que se muriera el mono, ella, el director. Aquí aparece como actriz madura, que sabe lo que hace, que no se preocupa por salir bonita en los planos. El chico que hace de su hijo mayor es también bastante espectacular y Ewan McGregor no se queda atrás.

La dirección me pareció impecable, al guión le sobran un par de diálogos pero es muy bueno, la dirección de fotografía buenísima... nada que objetarle.

He leído por ahí que es una película efectista. Puede que sea así, puede que vaya directo al flanco emocional, pero en este sentido sólo puedo decir dos cosas: habla de un tsunami en el que perdieron la vida miles de personas, está claro que va a tocar la fibra sensible. Yo personalmente prefiero eso que no la frialdad numérica de los informativos. Estoy cansada de que la muerte sea tan de mentira, digo yo que si los informativos parecen ficción y no mueven a nadie, para eso tenemos la ficción que ha de mover y ser más de verdad. En todo caso y desde mi punto de vista sensiblero, el trabajo está hecho con respeto y medida.

La volvería a ver a pesar del sufrimiento que me significó. Me quedo con dos imágenes, una que no es de la película... al salir del cine, en la última fila, había un chico bastante cachas con pinta de duro. Tenía la cara medio tapada con las manos y lloraba como un bebé. Su novia intentaba consolarlo. Sí, lagrimita, pero algunas de ellas de la maravilla que es el ser humano, aunque no nos demos cuenta. La otra no puedo contarla, pero si ven la película acuérdense de esto: caricia de Daniel.

Provecho.

sábado, octubre 13, 2012

Grandes dudas de la humanidad

¿Es que el ministro de una cartera está para joder la cartera o yo soy la que malinterpreto las acciones y no acciones del flamante señor de cultura y educación?

¿No debería el gobierno intentar conciliar, o es que soy yo la que veo incendiarias declaraciones por todas partes?


Y la más importante...


¿Quiénes fueron los que eligieron al señor presidente, ahora que parece que nadie lo votó?


Sigh...

jueves, octubre 11, 2012

Meme y tiro porque me toca

Cristina de Lo que diga el espantapájaros me dejó este regalito... un meme :D Como no soy de las que no accedo a responderlos, aquí va...

Estas son Las Normas (por si alguien se anima, lo que no hago es encargarlo porque, seamos sinceros, las obligaciones según a quienes no les sientan bien).



1- Incluir el logo del premio en un post en tu blog.
2- Contestar a 10 preguntas.
3- Nominar otros 10 blogs. (lo dicho, con esta me hago la sueca)
4- Poner un link a tus nominados y comunicarles a través de sus blogs que han ganado.
5- Haz link a quien te haya nominado.


1- ¿Cuál es tu color preferido o con el que te sientes más favorecida?
Me encanta el turquesa, el morado y el amarillo y coincide que con mi color de piel me parece que me sientan muy bien.

2-    Si pudieras aparecer como por arte de magia en otro país, ¿en cuál sería?
Japón. Para empezar. Luego ya se vería.

3- ¿Cuál es tu película/serie preferida?
Tengo tantas que... a ver, mejor hablo de mis series favoritas de todos los tiempos: Friends, Sex and the City, Lost, Fringe.

PEEEEROOO soy seguidora de How I met your mother, Big bang theory, Modern Family, Two and a half men (quemadme en la hoguera, pues), Two broke girls... todas todas todas series muuuy petardas, lo reconozco.

4- ¿Con qué diseñador de moda o firma te encantaría trabajar?
No es mi rollo, no me interesa especialmente el mundillo y de hecho lo conozco muy poco. Lo único que me pasa últimamente es que me matan los zapatos carísimos.

5- ¿Tonos flúor o pastel?
Más encendidos que apagados. Los pastel... nahhh.

6- ¿Prefieres el campo o la playa?
Campo. Segurísimo.

7- Algo que te encantaría hacer pero por el momento no has podido:
Comprar una casa grande, con jardín, muy amplia. E ir a Japón, China, Tailandia...

8- Algún personaje histórico que te encante...
Frida Kalho, qué mujer. Cuenta ¿no? Es historia del arte.

9- ¿Chocolate o fresa?
Mjm... no sé... creo que prefiero dulce de leche.

10- Alguien en quien inspirarte

Decenas de escritores, sobre todo novelistas. Empezando por John Irving, pasando por Murakami y acabando en Lionel Shriver. Me gusta la pasión de su trabajo.

Listo :) Ahí queda eso.

martes, octubre 09, 2012

De vuelta a casa y echamos a rodar


Levantarse antes de las 5 am para volver de cualquier lado es complicadito, pero en buena compañía todo es menos desagradable, jejeje.




Estoy convencida de que vi a "alguien" cruzar la calle, un alguien que cuando pasamos al lado de donde tendría que estar... desapareció. Y juraría que vi un ser del bosque con la cabeza roja. También vimos un zorro pero ese era tangible y demostrable. Juro que no estaba bajo los efectos de nada raro, a como no resulte que el banano es alucinógeno.


De vuelta en casa empezamos a resolver la vida, a acomodar el mundo y a planear el universo. Y en esas seguimos.

domingo, octubre 07, 2012

Top of the world

Teníamos pensado subir una montaña ruda y salvaje, un poco porque tenía su gracia y otro poco porque el chico de la oficina de turismo como que nos subvaloró. La cosa es que nos levantamos, fuimos a buscar un café y... la ruta de la marmota quedó relegada a un segundísimo plano.




Llegamos a Barruera al mismo café del día anterior pero héte tú que estaba llenísimo de coches. Cuando por fin conseguimos aparcar, descubrimos una serie de puestitos en la acera, desde miel y mermeladas hasta magdalenas de chocolate y nueces... pasando por inciensos, bufandas, campanas para vacas y cabras. Resulta que una vez al año hacen una feria y nos tocó presenciarla.


El punto álgido de la mañana fue ver a un montón de señores y señoras mayores bailando con pañuelos. Luego sin pañuelos. Las señoras bailaban entre ellas así que nos pusimos a hacerles competencia. Vimos gente, compramos un par de cosillas, caminamos por ahí. Puedo jurar y no me da miedo equivocarme, que éramos las únicas no nativas. Nosotras y un mexicano que nos habló de su gran amor perdido, a quien le escribió una carta que pone a leer a todos sus amigos.


Cuando nos dimos cuenta era demasiado tarde para el recorrido de cinco horas que pretendíamos hacer y, como nos dejamos fluir, decidimos ir a conocer los pueblitos cercanos: Boí, Taüll, Pla de l'Ermita.

La tarde se nos fue recorriendo calles empedradas y luego viendo las nubes, sentadas en una montaña que casi parecía el último pico antes del cielo. Segundo día redondo, sí señora.


viernes, octubre 05, 2012

De setas, perros sin ojo y bueyes mugientes

Segundo día. Dormí medianamente mal, básicamente porque tengo una de esas frikadas raras: duermo con tapones para los oídos y sí... los olvidé. Es curioso porque no puedo escuchar ni mi propia respiración... pero eso es tema de otro post. Me desperté poco dormida pero súper feliz.

Lo primero: un café. La compañera de viaje lo exige para sentirse persona y yo... yo hago el esfuercito :D. En Barruera lo del café es bastante más sencillo que lo de comer a deshoras. Una panadería pequeñita nos ayudó a entrar en calor para poder subir al Parc Nacional Aigüestortes i Estany de Sant Maurici.





Empezamos a subir. Setas rojas, aunque no vimos a los pitufos. Subir, subir, subir y subir. Dos sapos grandes que casi pisamos. Subir. Uno pequeño que escapó muy rápido. Subir más y subir aún más. Un ratoncillo que me hizo saltar más que Anna Chicherova porque lo vi de repente. Subir subir subir y seguir subiendo. Un río tan bonito que hay que parar y mirarlo. Subir, una mini planicie, subir subir subir. Bajar un poco, el estanque está allá abajo. Bajar. Un buey que nos muge a una distancia prudencial. Cata dice: ay, no importa, yo lo empujo un poquito. No es broma, ella está empeñada en que si los campesinos arrean las vacas, nosotras podíamos espantar un buey. Al final el buey muge de nuevo y nos convencemos de que nos mira mal. Media vuelta.




Subir otra vez y luego bajar bajar bajar bajar bajar... cuatro horas de caminata nos dejan exhaustas y muertas de hambre. PERO... un mesón muy familiar nos salva la vida. Los iluminados tienen la cocina abierta todo el día, los canelones no están nada mal, el pollo guisado me devuelve la vida, la crema catalana me sabe a gloria. Y del vino ya ni hablemos. En realidad lo de comer, más que la vida, me devuelve la movilidad de una mano que por alguna extraña razón se me había reducido. El dueño nos regala torrijas hechas por él a cambio de ser dos viajeras muy simpáticas que le damos consejos de diseño gráfico para mejorar su flyer.

Al día siguiente -decidimos- nos toca la ruta más larga y difícil, esa, la que el chico de la oficina de turismo nos miró de arriba abajo y nos dijo: Uy, es bastante dura, alta montaña. Supongo que no teníamos pinta de excursionistas profesionales.

Volvemos al hostal a arreglar el mundo y a dormir un poco. Antes escuchamos al chico del hotel decirle a unas siete señoras cincuentonas que la calefacción no la ponen porque todavía no hace frío. "No hace frío" quiere decir que los 2-3 grados por la noche le parecen poco relevantes. Ja. Nosotras estamos salvadas porque Cata pidió ayuda con su sonrisa de recién llegada y su dulzura aún incólume y nos dieron un radiador.



Pijama, tapones para los oídos preparados, libro que apenas si conseguí abrir. Nos vamos a dormir. Yo no tardo mucho en caer rendida, agotadísima. Como el perro sin un ojo que me dio un susto de muerte cuando lo descubrí de repente... ahí medio irreal medio fantasmagórico, a mis pies, jadeando y viéndome con el ojo que sí le quedaba, mientras yo le sacaba una foto al cementerio de Erill La Vall.


miércoles, octubre 03, 2012

Qué curioso el silencio... se te mete aquí

La semana pasada llegó a tierras catalanas una de mis amigas del alma. Como sabíamos que el Vikingo se podía hartar de las horas que planeábamos pasar juntas, escogimos irnos de fin de semana de chicas a la montaña.



Y unos cuatro días que... a ver... cuatro días en La Vall de Boí son cuatro días de lujo. Sobre todo si estás con una compañía preciosa. Os lo digo ya.

En la mañana nos llevamos un mini susto cuando la agencia en la que había pensado nos anuncia que no tienen coches disponibles. No pasa nada porque Cata es más eficaz que ná, así que media hora después en Sants el tema está arreglado.

Cogimos un coche de alquiler que por un par de euros más pasó de ser una cositilla pequeña a uno bastante más cómodo. El Tomtom (rebautizado tontón) nos explica cómo llegar porque yo con los mapas que no son de ciudad no tengo una relación tan buena como quisiera y Cata acaba de llegar. Tontón y yo nos peleamos un rato, luego Cata se pelea otro, la de la agencia de coches pasa de nuestra cara. Lo insultamos, él se defiende atacando, la cosa parece que irá mal entre nosotros. Al final conseguimos entendernos y aunque Tontón se cree que en 4 horas estaremos en el destino, pronto lo ponemos en su lugar y le hacemos entender que el ritmo lo decidimos nosotras. Tontón se acostumbra a las múltiples paradas que hacemos, a veces por un café, a veces a mirar un río, a veces a esquivar un jabalí, a veces a hacernos una foto cuyo sentido en realidad sólo entendemos nosotras.



El jabalí, en media calle, parece malherido. Cata se ofrece a bajarse y "empujarlo un poquito". No es broma, de hecho se indigna un poco y pasan varios minutos hasta que suelta el puchero de tristeza por no poder ayudarlo. Lo de empujarlo, según ella, era para sacarlo de la carretera, yo le digo que Pumba podía ser muy simpático en la película de Disney, pero por más lástima que nos dé el jabalí no es bicho para ser empujado. Lo de intentar empujar seres vivos será una constante en el viaje, porque Cata tiene una debilidad enorme (y muy bonita) que se llama exceso de empatía.

Nos hospedamos en Erill La Vall, en un hostal hermoso llamado La Plaça en el que por cierto se come de lujo. Ese día hacemos una breve visita de reconocimiento por Barruera, descubrimos que -será por la temporada- pero se come cuando se come y ya la hora en que paseamos no es hora de comer. Entonces nos conformamos con comprar cuatro tonterías en dos mini supermercados. Cenamos pues cuatro tonterías mientras hablamos de lo humano y lo divino.

Por la noche hacemos zapping, hablamos de las protestas en Madrid, del programa Salvados, de otra decena de temas que habíamos anotado en la agenda de temas por tratar. Hacemos planes de futuros viajes, trabajos, proyectos, conversaciones. Todo va, todo fluye, todo es digno de sonreír.

Pronto empieza la fiesta que una botella de vino ayuda a animar. Bajamos a pedir otra porque nos quedamos cortas. Hasta la colcha brinda con nosotras. Y yo brindo con mi amiga y en silencio porque me parece mágico tenerla cerca, a ella que tanto quiero y que tan lejos (sólo físicamente) he tenido durante ocho años.

Leyendo las crónicas de Fanma sobre su viaje de verano me doy cuenta de lo que nos resulta llamativo. Él alucina con los sonidos de bichos nocturnos en parajes naturales. Yo me quedo callada un segundo (no más, Cata y yo casi no podemos parar de hablar durante cuatro días) y se me llena todo de silencio. Y es que en verdad lo pienso, es tan curioso el silencio... se mete aquí. Y ahí se queda y como que todo va mejor.



A veces la vida se porta muy bien.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...