jueves, octubre 18, 2012

“Los inteligentes son los peores”


Ya desde que entran llaman la atención. Él con esas camisetas cuello V que deja ver el musculamen correspondiente. Ella luce una melena rubia hermosa, perfectísimamente planchada y se pasea en unos tacones que padre-del-amor-hermoso-y-del-cielo-señor-mío, si estos lleva los jueves por la tarde en una cafetería, no me puedo ni imaginar los que usa los viernes en la noche para ir a la disco. Ya quisiera yo tener el equilibrio para subirme en esos. Coquetean de una manera que pretende ser discreta, pero que lo será solo para ellos. Me hacen gracia pero sigo trabajando. Hasta que escucho una serie de frases de millón y no me queda más remedio que empezar a tomar nota.

Ella: La mayoría de la gente piensa que si eres guapa es que eres tonta.
Él: La mayoría de la gente en la vida se equivoca.

Poco después:
Él: Yo fui muy rebelde de jovencito, ¿sabes?
Ella: ¿Pero cuántos años tienes?
Él: 23.
Ella: Ah, claro.
Él: Pero eso era de jovencito. Aunque nunca fui de salir mucho, pero sí me rebelaba con mis padres y eso, ¿sabes?
Ella: Lo sé. Mejor rebelarse joven, los rebeldes luego aprenden cosas de la vida que otros no saben.

Ella: Yo no salgo con chicos sólo por la apariencia.
Él: Yo tampoco. Soy un alma vieja, llevo varias vidas y eso quiere decir que llevo ventaja, yo soy un tipo que veo más allá, mi mente siempre va más allá. Pero no voy de listo, tampoco. Además, para tener pareja los inteligentes son los peores ¿sabes?, siempre te pueden dar la vuelta cuando menos te lo esperas.
Ella: Ya. Sí. Es así.
Él: Es así.

Una más, de bonus track.
Él: Yo lo que digo es porque lo sé, porque lo tengo seguro, sino te diría 'creo que' y no te diría lo que pienso, por eso hablo con convicción, vamos, que yo sé lo que digo, si no no lo digo.

Doble puntaje por la repetición del verbo decir. 

Clap clap clap clap. Casi me pongo de pie a aplaudirles... genios de la creación de diálogos. Nótese que hacen eso tan lorquiano de usar la réplica anterior como parte de la respuesta. Por ejemplo yo digo “¿estabas en el pozo?” y el otro personaje responde “estaba”. Segundo, los dos son tan consecuentes con la imagen que crean al entrar que impresiona. No hay decepción posible, lo que ves es lo que hay, pero tiene un punto genial el que no sepan lo que son, es decir, quien es X no sabe que es X. Juro que aunque este post rezume pedantería, no les juzgo, de corazón me parecieron dos personas increíblemente teatralizables y -por tanto- apasionantes.

Y nada, que vine a contarlo.  

4 comentarios:

  1. ¡Jajajaja! ¡Qué geniales! Siempre es divertido pillar conversaciones ajenas, pero si son de personas teatralizables, ¡mejor que mejor! ;)

    ResponderEliminar
  2. CVALDA: te juro que me supo mal cuando se fueron :D

    ResponderEliminar
  3. Ay! cómo me gusta verlos a través de tus ojos ;-) (adoro escuchar conversaciones a escondidas... hay cada perla por el mundo)

    ResponderEliminar
  4. SAND: hay perlas, yo muchas veces no me entero por ir con el Ipod, pero a estos los pillé :)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...