viernes, febrero 01, 2008

Gente incómoda: el intimidador

Hace unos días, Fanma contó en su blog sobre un cliente molesto, de esos que acaban por intimidar sin mayor esfuerzo por su parte. Empiezo a hablar hoy, entonces, de gente que incomoda.


EL INTIMIDADOR

Ese que invita a agachar la mirada o quedarse muy calladita, gente a la que soy incapaz de llevarle la contraria. Dícese, en algunas ocasiones, de un cabrón (a) que sabe que sólo vencerá metiendo miedo, pero aún así suele salirse con la suya.

En mi defensa debo decir que he mejorado (serán los años) y que cada vez hay menos personas que logren ponerme en dicho estado.

Aún así, reconozco que mi mayor fuente de intimidación viene por cuatro vías:

La gente excesivamente guapa, ya de concurso, fuera de serie y que sabe que está que mata. Esto en chicas y chicos por igual.

La gente muy famosa. Contadas veces me he visto en ocasión de acercarme a un famoso de verdad, pero las pocas veces que me tocó, mientras trabajaba de periodista, me ponía en un estado de nervios que sólo lograba manejar con mucha concentración y actuando. Me acabo de acordar cuando conocí a Saramago (suena a que vino a cenar a mi casa, jajaja, cuando en realidad me dio la mano, hizo un comentario bonito sobre Costa Rica y me firmó un libro). El punto es que estaba bastante nerviosa, poco dije, sólo atiné a sonreír. También es cierto que ¿qué carajos iba a decirle? “¿cuándo sea grande quiero ser como usted?”. Mejor callada.

La gente increíblemente inteligente, o conocedora de un tema. Sobre todo si el tema me interesa a mí también, me siento pequeñititititita.

La gente con mucho poder. Según el caso puede ser desde alguien que me atienda en la oficina de Extranjería, el director de la carrera, el dueño del piso. Sobre todo si nos los conozco personalmente… nunca se sabe si usarán su posición jerárquica para ayudarte o para joderte. De estas tengo mil historias, pero la peor de todas fue una profesora que, cuando me atreví a llevarle la contraria en algo que yo tenía razón, usó su mejor táctica de terror, acoso y derribo, hasta que –muy a pesar mío- me rendí.

Si hacemos combinaciones ya la cosa deja de ser manejable, alguien famoso muy guapo: me muero. Alguien muy muy guapo e increíblemente inteligente: no puedo. Alguien inteligentísimo y famoso: me quedaría congelada. Alguien con poder, inteligente, guapo y famoso: la muerte en patines.

Ahora, sé que algunos de estos especimenes no hay motivos para temerles, o sentirse amenazado, pero tengo claro que más o menos así funciono.

Lo gracioso es que, no siendo ni guapa de concurso, ni increíblemente inteligente, ni famosa ni poderosa… intimido a mucha gente. Es probable que la gente que me tiene miedito sea porque tengo un carácter fuerte, o porque hablo como si me las supiera de todas: todas. Es curioso pensar que a cada cual nos crea esa sensación de indefensión algo diferente.

28 comentarios:

  1. De estas secciones, yo diría que solo hay dos tipos que me intimidan... La gente inteligente y la gente con poder... Los guapos, la verdad, me pueden impresionar, pero no me intimidan. Y los famosos, pues es que nunca lo he probado eso... Al único que "conocí" era un futbolista del zaragoza, que iba a clases de inglés a mi academia, y el primer día me choqué con él cuando salía del ascensor...

    Saluditos

    PD: Tienes un premio!!! :P

    ResponderEliminar
  2. Yo era una de ls intimidadas por tí hace muuuuchos años! XD Pero es porque sos más extrovertida que yo, y la gente extrovertida me intimida mucho mucho mucho. O la gente con mucha energía, que siempre está "en movimiento", me hace portarme 10mil veces más tímida de lo que soy en realidad, ¡me asustan! :P

    Pero es el único tipo de persona que me logra intimidar. La autoridad, como siempre me la he pasado por donde se me antoja, no surte efecto en mí. De hecho, cuando llegaban los dueños de la empresa al brete, yo era la única que no se ponía nerviosa.

    Ah, y yo también intimido a la gente. ¿¿¿Yo, tan dulce y tan buena??? jejeje

    Besitos

    ResponderEliminar
  3. Yo soy algo tímida, entonces es muy fácil que alguien con mucho autoridad me intimide.
    Me siento hiper chiquitita, pero bueno, si me dan un poco de confianza, ya no me intimidan tanto.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. a tu lista agregaría una mas en mi caso:

    Las personas que parecen conocer el futuro o el pasado, claro es algo como tonto si uno no es supersticioso, pero de repente esa dudilla intimida.

    Por otra parte será algo relacionado con la estima propia?


    Me llama la atención que hay personas que parecen interactuar con mucha naturalidad ante esos grandes valores que vemos reflejados en otras personas, por que yo espero que sientan similar a mí o por lo menos que demuestren un respeto que no es compatible con la naturalidad.

    Ah, La gente muy graciosa también me intimida (Digo esas personas que son realmente graciosas, y uno les pone atención por lo divertidos que son).

    ResponderEliminar
  5. Pues sí; hay gente incómoda. En mi caso, no me siento a gusto con gente demasiado acaparadora, o con personas que gritan demasiado cuando hablan, o que se ríen estrepitosamente con calquier ordinariez...
    Lo peor es que me siento fuera de lugar en algunos grupos, aunque cuando analizo a sus componentes veo que en realidad es casi un elogio que no me consideren parte "de los suyos".
    No sé si es prepotencia pero no me siento cómoda con aquéllos que no tienen nada inteligente que decir, o que no me aportan nada como persona.
    De más joven también me intimidaban los guapos; pero es curioso que más adelante descubrí que yo intimidaba a algunos de los que me habían intimidado a mí.
    Es algo complejo. Creo que tiene que ver con una especie de tácita "lucha de poder"; la búsqueda del lugar que cada uno ocupa en su entorno sociocultural...
    No sé.

    ResponderEliminar
  6. Ayyyyyyyy qeu dificil, creo que en diferentes momentos de mi vida he tenido intimidacion por estas diferentes personas. Hoy en dia no se que me intimidaria, pero se qeu ver a alguien famoso me pone nerviosa. besos.

    ResponderEliminar
  7. Alaaaaaaaaaaaaa, conoces a Saramagoooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo

    ResponderEliminar
  8. Bueno, creo que casi nadie me intimida; y es algo que algunas veces me sorprende a mi misma. Dije "casi" porque hay algo a lo cual le tengo miedo y es a pedir autografos o a conversar con gente muy famosa cuando se ha dado el momento. En las pocas ocasiones en que he tenido la oportunidad de establecer conversacion o de sacarme una foto o conseguir un autografo, me transformo en una timida... es la unica vez. Me olvido de los temas de conversacion interesantes, me achico... jaja ... Menos me atrevo a pedir un autografo o una foto. Si supieras las que me he perdido pero la que mas siento es no haberme sacado una foto con Bill Clinton, a quien admiro.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  9. SAND: mjm... ahora que lo pienso sólo me han intimidado guapos que me interesaron... jiji.

    MURASAKI: jajajaja, qué jeta!!! :-D Yo creo que pensaba que directamente te caía mal, jajaja. En tu caso intimidás porque se adivina que hay mucho tramándose detrás de la carita de "dulce y buena", jiji.

    HEIDY: eso de la timidez es lo peor, cuando me pasa (es poco, pero me pasa en algunas ocasiones) es como si nada inteligente saliera de la cabeza, la lengua pegada con goma loca... qué espanto :-P

    ROCHE: no sé si tiene que ver con la autoestima... a lo mejor más bien con la visión que tiene uno de sus carencias y de dónde le gustaría -o no- estar.

    MARTA: pues sea prepotencia o no, estoy de acuerdo contigo: la gente que no dice cosas inteligentes (emocionalmente o tradicionalmente) y que no aporta... da pereza! Y lo de la lucha de poder, supongo que intimida quién consideramos "validado" socialmente.

    MARCE: a mí me va por rachas, también...

    NUNÚ: jajaja, bueno, me firmó un libro en Sant Jordi del 2006, casi me da algo!

    LILIAN: yo soy especialista en quedarme sin palabras, cuando soy buenísima para dar respuestas... lo típico que después piensas "hubiese dicho _______________" Y no soy capaz de pedir autógrafos ni fotos, yo tampoco!!!

    ResponderEliminar
  10. La gente guapa me intimida un poco, pero me intimidan más sin son groseros ((incluso las mujeres... ¿qué se creen?)), pero tengo amigas que están muy bonitas ((solo una que está como de concurso)) y son tan buena gente que nunca me intimidaron. Tal vez si son así... Uy, en el gimnasio me intimida por lo menos un mae por tiro.

    Hasta el momento, las personas más famosas que he conocido fue Marcela Ugalde y Parmenio Medina... Fue de cuando mi papá me llevó a ver cómo grababan la patada e hizo que fuera donde los actores y a todos les dijera que quería que ultrajaran mi revista nueva de Condorito con sus firmas... Uno de ellos nos tomó una foto porque éramos muy parecidos.

    La gente inteligente no me había intimado mucho hasta que conocí a D.I.P, que me hace sentir como un estúpido superficial capitalista cada vez que abro la boca... para hablar ((también se abre para comer, por ejemplo))...

    "Alguien con poder, inteligente, guapo y famoso: la muerte en patines."

    Jajajajaja--- El que sean famosos les da un toque de poder... El que sean guapos les da un toque de fama... Así que casi siempre todas, menos la inteligencia, van de la mano :D :D :D

    Y es divertido intimidar a la gente, igual!!! Supongo que por eso me encantan los gays tímidos a los cuales intimido ((y no es que yo sea guapo, no, tal vez es por extrovertido... a veces))... Me encanta sencillamente ver cómo no pueden ni parpadear normalmente... Lamentablemente... eso ha pasado solo como 4 ocasiones in my entire life.

    **khhnooa***

    Qué hawaiana quedó esa!!

    ResponderEliminar
  11. Conocí un médico que trabajaba de vez en cuando con nosotras y que era famoso porque intimidaba.Lo hacía chillando,diciéndote que eras una inútil,acordándose de tu familia...Un cromo.Una vez,mi compañera me llamó a casa llorando.Diciendo que tal elemento soltaba sapos y culebras por la boca y que ella no podía más.Fuí.Cuando lo ví me presenté.Sin chillar y sin malos modos le dije que iba a estar con él en la intervención.Pero que si se le ocurría decir una palabra más alta que otra o decirme groserías me iba a casa.Y que yo era la única que había aceptado estar con él.Porque nadie quería hacerlo.¿A tí te chillaron?.Señorita deme esto,señorita gracias,señorita deme lo otro...A partir de entonces,la educación volvió a su vida.

    ResponderEliminar
  12. Me gusta tu conclusión final, totalmente cierta ;)

    ResponderEliminar
  13. Pues., creo que no me siento intimidada por nadie.. Se que soy timida... más me desenvuelvo bastante bien..

    He tenido la ocasión de conocer a personas con una capacidad intelectual mayor a la mia!..Y me he visto envuelta en temas que nunca en mi vida habia escuchado.. Más no por ello dejo que el miedo se suba a mi cabeza., al reves...

    Doy a conocer a esas personas mi ignorancia del tema.. siempre es bueno pasar por no saber.. que darselas de saberlo todo..

    No! me intima nada.. hasta ahora..

    buen post.. abrazos.

    ResponderEliminar
  14. Yo conocí a Ernesto Alterio y mi primera frase fue: ¡qué guapo eres!

    Así que sé cómo te sientes ;)

    ResponderEliminar
  15. Hola denise!!
    -No me intimida nadie, por lo que no me incomodan
    -nadie me parece ni demasiado famoso, ni demasiado guapo ni demasiado inteligente, por lo que "me la pelan".
    ¿Sabes quiénes me incomodan de verdad??? los "yo-yo": "porque yo ésto, yo lo otro, yo tengo, yo sé yo hago..." que asco!! me alejo de ellos rápidamente, me provocan repulsión!!

    ResponderEliminar
  16. UAS: me gustó la historia de La Patada. Y sí, es verdad, la única que tienen que lucharla es la inteligencia :-D

    AGATA: ese tipo era un cabroncete... extrañamente, cuando alguien me trata mal, suelo responder sin reparos... directamente o no, pero creo que será uno de los pocos casos en que no me cuesta olvidarme de quién es.

    CVALDA: lo que no acabo de entender es por qué nos afecta de forma diferente... :-P

    PIER: creo que si se trata de decir "no sé", no tengo problemas, pero hay situaciones donde no hay momento para decirlo, simplemente quedas mal... eso es lo que me pone nerviosa.

    SUPERFLICKA: jajajajaj, qué genia que eres... es que es muy guapo :-)

    MARISA: adoro tu filosofía de que nadie es "demasiado", de verdad... jiji, yo quiero ser así!!!

    ResponderEliminar
  17. Interesante punto de vista: a mi me intimida el poder y eso me da mucha rabia. Abrazos.

    ResponderEliminar
  18. FGIUCICH: creo que ese y el caso de la gente guapa es la que me da más rabia a mí también!

    ResponderEliminar
  19. Melissa Soro5:59 p. m.

    usualmente no me intima cualquier persona,debe ser por mi personalidad re extrovertida...pero sí soy de las que intimido a cierto tipo de gente, como a las novias de mis ex-jeje-,a personas muy tímidas que trato de sacarlas de su silencio,y desafortunadamente para mí..a muchos hombres...Buuuuuuuuuuu

    ResponderEliminar
  20. MELI: jajaja, pues yo también intimido a novias de ex, incluso a novias de amigos... pero también es que me suelo portar pesada :-D

    ResponderEliminar
  21. algunas mujeres me intimidan, me ha pasado varias veces y no pude determinar que tienen en común...

    también me intimidan las personas sensibles que quisieran un mundo mejor y se sacrifican por ello... no solo me intimidan, sino que me acomplejan...

    ResponderEliminar
  22. MELEOBRO: mjm... lo de la gente que es muy activista no me da ni frío ni calor, si acaso y en pocas ocasiones, un poquito de culpa :-P

    ResponderEliminar
  23. Melcocha1:54 p. m.

    Poder. La gente se sabe poderosa en algunos aspectos y lo refleja en ocasiones para poder obtener lo que por medios convencinales no lograrían. De estos rescato a la gente muy inteligente, aunque toda esta inteligencia es relativa a el área que se trate.

    Me explico. Tengo un amigo, Leo, el cual tiene un blog con solo dos post por falta de tiempo. Leo es tremendamente inteligente, uno de esos informáticos-hippies-rebeldes sin causa que ante cualquier conversación desatan su imaginación y le dan una serie de matices al asunto a tratar que yo en mi vida hubiese podido imaginar. Cada vez que voy a hablar con Leo, me armo de cautela a la hora de pronunciar mis palabras, y pienso 8 veces todo lo que voy a decir, pues tiene una capacidad crítica extraordinaria.
    Antes solía sentirme bastante inferior intelectualmente hablando con respecto a él. Sin embargo, y tras 9 años de amistad, puedo decir que lo que Leo carece yo lo gozo, y viceversa, y nuestras conversaciones son mutuamente enriquecedoras. De hecho, sé por varias situaciones, que el hombre admira algunas de mis cualidades, y eso me hace sentir muy bien.

    Ok, sigo con un par de métodos que utilizo para otros especímenes que anteriormente citaste.

    A la gente intimidadora la dejo que hable. La escucho y reconozco por su tono de voz y actitudes. Y una vez que han vaciado el motón de excremento que se permiten tener, muy tranquilamente les digo algo así como “diay, suena bonito, pero yo pienso distinto”. Y si veo que les agarra la mañita fea de interrumpirme mientras hablo mi punto de vista, muy cortantemente digo “suave un toque, esperese a que yo termine de hablar”. Están tan poco acostumbrados a que alguien les haga frente sin ceder, que ahí mismo se los consume la ira interna.

    La gente muy bella. Hmm, es que a mí ya eso no me da. Y se me va a salir lo pachuco, pero si conozco a una chavala muy linda, y juega de viva o se hace mucho la rogada, pienso “ay, mamita, si anda todo eso solo de adorno, mejor voy jalando”. Que la verdad, lo que más me llama la atención es la gente alegre. Esa sí que me llama y jala. La gente bella...pues diay, lo bonito no se come!!

    La gente famosa. Pues conozco a varios!! Conozco por blogs a un Héroe Anónimo, a un poeta Amoréxico, a una Bailaora de rizos dorados, a un Aprendiz de Actor, y otros por el estilo. La verdad, disfruto más leyendo los blogs de mis amigos, como tú, que la vida de los famosos.

    Y creo que en algún momento, tantísima fama debe ser asfixiante.
    Si yo fuera famoso, seguro llevaría u estilo de vida muy bohemio, conociendo a mucha gente y muchos lugares, y agarrándome a golpes con los paparazzi

    Y sobre la gente con poder, pues soy , al igual que en otros de estos casos, bastante despectivo. Poder? Mientras no lo pueda ejercer sobre mí para perjudicarme, realmente los trato como a seres humanos comunes y corrientes. Y creo que este tipo de gente establece barreras por el hecho de ser exactamente tratados como poderosos. Tal vez ellos tambien desean comerse un chifrijo con birrita en el Río de Janeiro. Debe ser frustrante no poder hacerlo.

    Si, no, estoy hablando mucha...

    Saludos, abrazos, y deseos de una hermosa semana para vos, Denise!!

    ResponderEliminar
  24. Melissa Soro6:41 p. m.

    denise, viera que eso de intimidar a las novias del ex, no creo que sea por pesada-bueno, yo no-sino todo lo contrario, porque me llevo re bien con ely sus familias, y a las novias las trato bien..entonces seguro no creen en mis buenas intenciones -que sí son muy buenas- o también es que nosotros fuimos novios durante 3 años y bueno, seguro sienten la competencia muy dura..jaja, pero lo vacilón es que el ahora se casa con una chavala muy tuanis!!y eso me alegra!
    saludos denise!

    ResponderEliminar
  25. MI CAPITÁN: primero, me encantan los comentarios largos de los posts :-) es super rico, ahí siento eso que vos decís de que es como tomarse un café y hablar paja con una tortilla con queso a mano. Segundo, tenés razón con lo de la gente guapa. De todas maneras, es gente que suele intimidarme de entrada, luego puede variar mi percepción según cómo sean más allá de su look o forma de ser.

    MELI: bueno, ahí puedo entender porque yo soy un toque celosa, jajaj, y las ex simpáticas no siempre me caen demasiado bien... jiji. Pero también es cierto que llega un punto en que uno sabe si tienen o no buenas intenciones y que hay que aceptar que la madurez implica portarse decente!!!

    ResponderEliminar
  26. De todas la que más es el poder. Eso si que me acojona.

    ResponderEliminar
  27. Me pasa lo de Murasaki y también lo de Meleobro... la gente extrovertida me hace pequeñísima y entiendo perfectamente lo que dice Meleobro, es más que culpa... jaja
    Ese "Cuando sea grande quiero ser como ud" debería ser aceptado socialmente en cualquier círculo sin que piensen que uno está loco, es que es la verdad muchas veces, no hay mejor forma de describirlo!
    Abrazos Deni

    ResponderEliminar
  28. FANMA: es que son los que pueden resultar más dañinos, yo creo. Además, creo que yo les tengo ese reparo porque alguna vez, y creo que más de una, alguien con poder me la ha jugado.

    ANA: tu ventaja es que tenés una carita de dulce que no creo que nadie quiera pasarte por encima :-)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...