lunes, febrero 18, 2008

La Celestina, Fernando de Rojas


Lo que digo yo: Creo que esta es una de las obras de teatro que mayores contradicciones me genera. La encuentro divertida en muchas cosas, pero me aburre a morir leerla. A lo mejor porque como pieza dramática es poco efectiva. Entiendo que el autor, en su momento, fue innovador en la búsqueda de un perfil algo más psicológico para sus personajes, pero ahora esas parrafadas y demás se hacen sencillamente lentas.

Como ejercicio intelectual vale… como ocio, pues no.

Lo que dice la contraportada:
«La Celestina» es, ante todo, un texto sorprendente y original, que ha suscitado gran variedad de interpretaciones. Todo en ella plantea problemas: autor, datación, título, género, significación, intención. Claves significativas que se nos escapan por su ambigüedad. Esta edición, destinada al lector joven, se ha permitido ciertas «licencias»: aunque se han omitido ciertas partes, se ha procurado que estas supresiones no alteren la continuidad y coherencia textuales. La peculiaridad de la obra y el ingenio de su autor permanecen íntegros.

1 comentario:

  1. Celestina12:39 p. m.

    ¡cuanto has leido esta semana santa, madre!
    Pues La Celestina me encantó en su momento. Aunque tiene muchos clichés hay uno que no cumple: no es una obra de teatro, aunque el texto esté escrito como tal, ni es una novela, aunque la variedad de escenarios nos pida hablar de ese género...
    Es inclasificable, mágica, y firmada con acrónimo.
    ...
    ¿se nota mi pasión?

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...