miércoles, enero 10, 2007

Instinto de madre vale por tres

Me escribió mi madre. No es raro, me escribe mucho, pero hoy me hizo una pregunta enorme enorme. Me sentí como si tuviera una cámara y me estuviera observando, ese “¿Qué te pasa?” llegó en el segundo justo del día justo, como si pudiera adivinar mis pensamientos.

Bueno, los adivina, o le aterrizan en la cabeza… mi madre llega al colmo de, por ejemplo, contestarme preguntas sin que yo las articule. Tiene la intuición afinadísima, no sé cómo es tan certera.

Me encanta y me sorprende cuando mi mamá se huele –desde el otro lado del mar –las cosas que me pasan. No sé cómo lo hace: instinto materno y conocer a su hija, supongo; pero qué gustito más mullido y tibio sentirme abrazada por su compañía. Fui, por un instante, la recién nacida de siete meses de cuando nací: una cosita pequeña y frágil que ni siquiera llegaba a los 40 cm, que no podía regular la temperatura y que lloraba tan bajito que con costos se me oía, pero que siempre estuvo caliente, protegida, tranquila y segura en los brazos de su madre.

Foto: Nicki Pardo

15 comentarios:

  1. si de algo estoy seguro es de que ellas (((las madres))) lo saben todo, nos conocen mejor que nosotros mismos y tratar de ocultarles algo, simplemente no es una opción...

    ...también estoy seguro de que amo a la mía...

    ^^

    ResponderEliminar
  2. Las mamis son asi. Ni siquiera lso papis pueden tanto. Es una conexión que se gesta durante el emabarazo y se mantiene de por vida.

    ResponderEliminar
  3. Yo no tenía una conexion así con mi madre, me abrazaba 20 veces al día (contadas, lo juro) pero se pasó la vida exigiendome que cambiara. sin embargo tu post fué por un segundo como ese abrazito tibio.

    ResponderEliminar
  4. Yo no pude tener una mamá... tuve una abuela genial que valía por 3 mamás a la vez.

    Siempre sabía cuando algo no estaba bien, no sabes cuánto la extraño.

    Me gustó tu post, un beso

    ResponderEliminar
  5. eskaraboquio2:30 a. m.

    Dichosa, Denisse. No sabes cuánto envidio eso! Nunca lo tendré.

    ResponderEliminar
  6. La madre es toda!!!


    Por cierto Denise no me volviste a visitar ni dejar comentarios.

    www.literofilia.blogspot.com

    ResponderEliminar
  7. Algun dia sentiré ese instinto :) quizás... petonets!!

    ResponderEliminar
  8. ALEFUX: saben hasta lo que uno cree que no. Mi mamá, además, tiene la facilidad de que te mira y ya está, te hizo el diagnóstico... yo también amo a la mía, con loca pasión :-)

    FANMA: mi papá y yo tenemos un vínculo muy fuerte también, pero te diría que es más racional, con mi madre hay una cosa de vísceras, como dices, debe ser la huella umbilical.

    UN MAESILLO: me alegro de que te haya llegado un abrazo, aunque sea virtual. Supongo que hay madres de todos los sabores y colores, como también los hijos somos diferentes.

    JULIO: bueno, piensa que -entonces- tuviste algo así como tres mamás, eso tampoco suena mal :-)

    K-SIOPEA: sé que no le pasa a todo el mundo, incluso a veces diría que hay mamás "anti-mamás", no sé si me explico. En todo caso, si sirve de consuelo te digo que mi mamá de tan intuitiva que es a veces se pasa... de broma le digo que me respete la intimidad cerebral. Un abrazote!

    LITERÓFILO: lo es, lo es. Y sí me he pasado por tu blog, leí el cuento de la llamada al teléfono público (muy sugerente), incluso vi archivos del año pasado (Reinaldo Arenas y el fragmento de 2666), pero ando calladita... ahorita paso y me pongo a hablar!

    MORENA: y yo, eso espero... debe ser frustrante tener hijos y no sentirse conectado. Por cierto... bienvenida, ahora mismo me voy a visitarte! Petonets!

    ResponderEliminar
  9. Las mamaces son así!
    La sangre que nos conecta es la delatora de las cosas que hacemos o pensamos hacer. Puede que también tengan algo de adivinas, pero creo más en lo de la sangre.

    ResponderEliminar
  10. Karolina2:55 a. m.

    A pesar de lo bien que me llevo con mi madre, a pesar de que soy su mano derecha (y la mitad de la izquierda), no hay esa conexión, pero no es su culpa, yo soy demasiado introvertida, y ando con la sonrisa de oreja a oreja aunque tenga el alma partida. No sé si ella no se dará cuenta o preferirá no preguntar, porque sabe que solo hablaré cuando yo tome la iniciativa, aunque me pase algo y ella lo note y me pregunte, no sé, si no estoy lista no podré hablar y si ella insiste, será peor. Creo que por eso solo observa, acompaña y espera. Y creo que yo soy así, porque sé que cuando la necesite podré contar con ella, pero siempre preferiré arreglármelas sola.
    en cambio tengo una sobrina de 3 años, muy cariñosa y perceptiva y, como todo niño, no conoce la mesura, y cuando nota algo "raro" en alguien no tiene empacho en preguntar y preguntar y preguntar hasta que le cuentes qué te pasa y le demuestres si estás bien o no (jaja es tremenda!!).

    Espero que el apoyo de tu madre te haga sentir mejor.

    Saludos,
    Karolina

    ResponderEliminar
  11. hola! Ya está todo arreglado! ;)
    Tu madre está en todas desde este lado del mundo y eso sol o puede ser bueno! Abrazos

    ResponderEliminar
  12. Ah! Te gusta Reinaldo Arenas y 2666 sos mi héroe!!! Viste mi imagen de los comentarios, Robertico Bolaño...

    ResponderEliminar
  13. Bellas y tiernas palabras. Abrazos.

    ResponderEliminar
  14. Hmmm me uno a los que nos falta esa madre que describís... pero me alegro mucho que tengás la tuya y ¿quién sabe? Tal vez pueda ser yo una de esas después.

    ResponderEliminar
  15. JAGUAR: para seguir con las teorías más racionales también podemos pensar que algo hay de experiencia :-)

    KAROLINA: eso que dices de las cosas que prefieren no preguntar es muy cierto, la mía con todo y la conexión, a veces se queda callada... pero yo sé que ella "sabe".

    HUMO: eso vi! ;-) Mi mamá está en todas, aunque a veces te juro que quisiera que no lo estuviera tanto!!!!

    LITERóFILO: me gusta Reinaldo Arenas, tampoco me fascina, lo confieso. 2666 no lo he leído, lo he visto en la librería, cuando me lo lea te cuento!

    FGIUCICH: a veces también me quejo de mi mamá, pero casi siempre tengo palabras hermosas para ella, porque es una mujer hermosa.

    SIRENA: bueno, normal... hay de todos los colores y sabores, como puse arriba. Y quién sabe, algún día veremos qué tipo de mamá sos... qué gracia pensarte de mamá, jejej!

    BESOS Y ABRAZOS!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...