lunes, septiembre 10, 2007

Tenemos que hablar de Kevin, de Lionel Shriver


Lo que digo yo: Soy, o al menos eso he creído siempre, muy maternal. Me gustan los bebés, los niños… disfruto con ellos y desde siempre me he visto a futuro con hijos. De ahí que me llamara mucho la atención el libro de Shriver, pero justamente por su confrontación con los tabúes y prejuicios sobre la maternidad, la familia, el amor.

El libro, narrado por medio de cartas de Eva a su esposo, cuenta la historia de una familia, liderada por Kevin, un carajillo insoportable con el que su madre no sabe qué hacer. A partir de esto, la autora es hábil en desgranar elementos muy sintomáticos de la sociedad estadounidense (y de otras probablemente también), del papel de la “madre perfecta” VRS la real.

Sin embargo, no se trata de eso solamente: de hecho el libro lo que deja es un amarguito en la boca por las incapacidades humanas (de amar, de comunicarse, de decir la verdad aunque sea políticamente incorrecta) y sus consecuencias. A veces es un relato cruel, duro, gráfico, sádico, sarcástico… vale mucho pero mucho la pena.

Sumando tiempos antes y después del viaje a Costa Rica, me lo leí en una semana… devoré sus 600 páginas casi sin respiro y desde la página 300 repetí “no quiero que se me acabe”, de esos libros que te dejan con una sensación de duelo cuando se llega a la última página.

Lo que dice la contraportada:
Eva es autora y editora de guías de viaje para gente tan urbana y feliz como ella. Casada desde hace años con Franklin, un fotógrafo de publicidad, decide, con muchas dudas, cerca de los cuarenta años, tener un hijo. Y el producto de tan indecisa decisión será Kevin.

Pero casi desde el comienzo, nada se parece a los mitos familiares de la clase media urbana y feliz. Eva siente que Franklin se ha apoderado de su maternidad, convirtiéndola en el mero contenedor del hijo por nacer. Y Kevin es el típico bebé difícil, que tortura con sus llantos, que no quiere comer. Se convertirá en el terror de las niñeras, en un adolescente terrible, en el antihéroe a quien sólo le interesa la belleza de la maldad.

Al llegar la sangrienta, mortífera epifanía de Kevin, dos días antes de cumplir los dieciséis años, el niño es un enigma para su madre.

7 comentarios:

  1. Celestina12:10 p. m.

    tiene buena pinta, no?
    bss

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu visita y los comentarios.Pásate más veces,yo haré lo mismo.Besos.

    ResponderEliminar
  3. Truman Cipote6:30 p. m.

    La literatura es inevitable. La literatura es la esencia del poder, la arma de la cultura, el asesino de la incultura y un mundo mágico donde todo nos lo pintan los ojos del autor.

    Tú. Tú sabes expresar eso sobremanera. Soy Truman Cipote, www.realismosucio.com

    ResponderEliminar
  4. wílliam venegas segura11:52 p. m.

    Sé que a usted mi blog le cae mal y yo le resulto peor, pero me gustaría que se diera una vuelta por el más reciente post del blog en cuestión y que me dijera su opinión.

    ResponderEliminar
  5. pinta muy bien el libro, habrá que leerlo, me pasaré por aquí a menudo.
    Yo también participo en otro blog en el que hablamos de libros, si quieres pasate y si quieres participar, bienvenida eres: http://billetesdeidayvuelta.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  6. LA UNA Y LA OTRA10:45 a. m.

    Muy bueno el libro de la Shriver, aunque no me ha gustado el final.
    la que sea madre, lo entenderá perfectamente y la que no lo sea, se tendrá que plantear la maternidad, jajajaj. Es tremendo.

    LA OTRA

    Muy bueno el resumen que has hecho del libro pero no estoy en ABSOLUTO de acuerdo con la interpretación final. Esta,me ha desconcertado mucho y todavía no se qué calificativo darle, como no sea la de que es un final políticamente correcto.
    Como madre de 4 hijos, ya mayores, he comprendido absolutamente todo lo que expresa la protagonista a su marido, menos elfinal que no me encaja.
    Enhorabuena.

    http://www.sopasyletras.com/INICIO/

    ResponderEliminar
  7. Me acabo de pasar por esta entrada porque me salió recomendada en la última (no sé con qué motivo, jeje, porque no hay enlace posible), pero me interesaba porque le tengo ganas desde hace tiempo al libro, concretamente desde que vi la película y me dejó los pelos de punta. A todos mis amigos que tenían hijos les dije que mejor no la vieran...y ahora, después de leerte, tengo aún más ganas de leer el liro ;-)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...