lunes, septiembre 17, 2007

Rumores blasfemos

No sé por qué me despierto pensando en una excompañera de carrera. Cuando estaba como en segundo año o por ahí, R se suicidó. Toda la historia fue muy rara: estaba embarazada, se encerró en un cuarto con el novio, escribió una carta de despedida (bueno, según los chismes sólo la firmó porque la letra no era suya) conjunta y varios días después el olor alertó a alguien. Abrieron la puerta y donde se supone que debería haber dos cuerpos sólo estaba el suyo… el novio se fue a una finca con sus primos y ahí estaba tan tranquilo (eso es interpretación malsana mía) mientras el cuerpo de ella se empezaba a descomponer.

Recuerdo que el muchachillo después caminaba con la cabeza muy baja, sobre todo si veía venir compañeros de ella y no volvió a saludar. Muy raro todo, ni digo mis conclusiones porque son muy “juertes” y hasta es delito.

Hace unos años también murió Laura. Fuimos amigas los tres primeros años del colegio. Después se pasó de “bando” y con otros amigos míos, dejamos de ser cercanas, pero antes de eso fuimos cómplices, nos reímos mucho, nos contamos cosas. De los recuerdos más graciosos (muuuy adolescente, por cierto) que tengo de ella es cuando, junto con otra compañera del cole, hicimos competencia de quién podía comer más pedazos de pizza. Ganó Laura, me parece, con doce porciones. Yo quedé tercera con diez.

Todavía me acuerdo cuando la fuimos a ver al hospital… la leucemia se la estaba comiendo, juro que se había encogido y le costaba sonreír. Supongo que no ayudó ver a tres amigas llegar de la nada, después de años y años de no verlas… cualquiera se supone que las cosas no andan bien. El funeral fue aún más raro, estaba sonriente metida en su caja, pero el vacío en el estómago fue enorme. No sólo había muerto alguien de mi edad (y entonces yo tendría 21 ó 22) si no que la iban a incinerar. Fue la primera vez que consideré que lo que digo de que “me saquen los órganos útiles y luego me incineren” talvez no sea tan buena idea.

La muerte es tan rara. Yo le tengo un poco de miedito, pero no a la mía, si no a la de la gente cercana. Es rara rara rara. No hablo del dolor que puede provocar, o del impacto para la gente cercana… hablo del capricho de la existencia. Se acaba a veces de las formas más bizarras.

Ya lo dice esta canción de Depeche… I don’t want to start any blasphemous rumours but I think that God’s got a sick sense of humour, and when I die I expect to find him laughing.

9 comentarios:

  1. yo soy una persona hiper paranoica con la muerte.
    no me gusta nada el tema, me da mogollon demiedo... consecuencias de esta sociedad en la que es casi un tabu.
    besitos!

    ResponderEliminar
  2. La muerte es rara, que si que...
    Pero no es lo mismo cuando se te muere un amigo que un familiar, o si se te muere alguien por enfermedad y otro por suicidio...todas las muertes son distintas y dejan un sinsabor particular siempre.
    Yo le tengo miedo a la muerte de mi familia, pero tambi�n a la m�a le tengo un poco lo confieso...

    ResponderEliminar
  3. me gusta u poequeño dicionario básico para buscar piuso, me gusta lo joven que es tu mama, me gusta que muerdas a tu marido y sobre todo me pones a pensar en la muerte y sus defectos....EStamos en contacto.

    ResponderEliminar
  4. Muy buena la frase de Depeche...

    A mi me pasa como a ti, que le tengo miedo a la muerte de los demás, a la mia no tanto...

    ResponderEliminar
  5. (suspiro) Esa huesuda sí que nos hace pensar!! Y saber que nos la tiene juradita a todos... Ese vacío en el estómago se hace más grande al imaginarme sin los seres amados o pensar en cómo será el brinquito a la otra cerca...
    Recordar la muerte de R, aunque no fuéramos tan cercanos, vuelve a intrigarme y entristecerme un poco, duele saber que mucho piensen que solo hay esa salida... No sé, no sé...

    ResponderEliminar
  6. Felipe el Hermoso3:36 a. m.

    No tengo mucho que agregar más que tu comentario me hizo sentir raro, muy raro.

    ResponderEliminar
  7. CELES: a mí tampoco es que me guste el tema, aunque estoy aprendiendo a manejarlo sin que me afecte.

    MUJERDEMAIZ: yo le tengo miedo a morir ahogada, nada más, es que eso sí me parece que debe ser terriblemente espantoso.

    CLAUDIA: jiji, me has leído de cabo a rabo!

    CVALDA: a mí lo que me da miedo es vivir sin las personas, afrontar la ausencia y cómo reaccionaré, pero supongo que no se gana nada adelantándose a estas cosas.

    CORE: a mí esto del suicidio me parece tan raro, es decir, el que ya lo ejecuta... supongo que visto desde afuera es una acción desmedida.

    FELIPE: bueno... es que es raro. Cambio de tema?

    ResponderEliminar
  8. Lo de tu amiga "Suicidada" apesta. Suena a algo rarisimo.

    Lo de que la muerte es rara, es la verdad más grnade que he oido en mucho tiempo. Cuando te ves envuelto en ella, es como si la realidad se tranformase. Como si hubeises dado un salto o caido un peldaño y te deslizases por otro planeta con gravedad idferente y atmosfera irrespirable.

    ResponderEliminar
  9. FANMA: justo por eso me da miedo, porque no importa lo que pienses, es probable que la reacción en momentos como ese no tenga nada que ver con lo que creerías

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...