martes, octubre 31, 2006

¡No quiero ser una novia neurótica!


Estoy afuera de la iglesia, donde ya todos los invitados esperan curiosos. En eso, vestida de blanco y toda la cosa, me doy cuenta de que no compré zapatos apropiados y ando con unas botas negras medio altas, llenas de barro.

Empiezo a buscar entre las invitadas cercanas un par de zapatos adecuados para mi vestido de novia y ninguno me sirve.

Fernando se asoma y me ve con el vestido, le digo que es de mala suerte y se ríe, entonces le doy un golpecillo poco cariñoso en el pecho y el pobre, con cara de afligido, se va...

Cuando me resigno a casarme con esos zapatos, me miro en el espejo: también me olvidé de conseguir quién me maquillara y me peinara. Estoy hecha un desastre, el pelo se comporta más rebelde que de costumbre, me echo agua para acomodarlo un poco, me hago una cola y voy a la entrada de la iglesia.

Los que desfilan lo hacen con una música horrenda de fondo, que sale como de una grabadorcita del siglo pasado, yo cada vez estoy más nerviosa y solo puedo pensar en que lo planeado era que el mejor amigo de Fernando cantara, no entiendo por qué no lo dejaron hacerlo… de nuevo, me resigno, pero no es todo: cuando me pongo en la entrada de la iglesia se acaba la música y me toca desfilar en silencio, sin maquillaje ni peinado, con mis botas llenas de barro que sobresalen por debajo del vestido.

Por lo menos el novio sí era el esperado.

Y me desperté antes de recorrer todo el pasillo.

Mi hermana dice que es normal, que le pasó a sus amigas cuando se iban a casar. ¿Pero… desde DIEZ MESES ANTES? ¡¡¡No quiero ser una novia neurótica!!!

Ilustraciones: Glowimages

12 comentarios:

  1. Yo tampoco. Hace unas semanas soñé que mi boda era de los más raro, personajes de la infancia se mezclaban con algunos de la tele...
    Tendrás que respirar hondo y calmarte perla que aún queda mucho tiempo :).
    Un abrazo calmante

    ResponderEliminar
  2. Juanito2:56 p. m.

    Hola!

    genial tu sueño, me imagino que eso deben sentir las mujeres, nervios y pánico, quizás los hombres igual lo sentimos... espero no pasar por eso jojo...

    ResponderEliminar
  3. Hay que ir achicando el pànico despacito. Abrazos.

    ResponderEliminar
  4. como vos misma dijiste, lo importante es que el novio si era el adecuado!!!!

    Son temores lógicos ante un gran acontecimiento, sólo tratá de pensar lo bueno que viene después...y lo mejor de todo: eso no es planificado!

    ResponderEliminar
  5. De acuerdo, descalza o con botas llenas de barro, lo imprescindible es que el novio sea el que es, descalzo o con botas llenas de barro...

    ResponderEliminar
  6. ¡¡Te dejo por unos días y estás comprometida!!

    Felicidades querida Denise,no por el sueño, si por el matrimonio. Ya verás que con el correr de los días y una agenda que te ayude a organizar la boda de tus sueños, los sueños como esté no volverán.

    Te abrazo

    ResponderEliminar
  7. Calmáte que suficiente neurosis te va a dar el día antes... ¡Y aún así hay gente que se casa varias veces!

    ResponderEliminar
  8. CHOCOADCITA: jajaja, espero que sea un asunto episódico y no crónico ;-)

    ENRIKÍN: ¿esperas no pasar por eso? jejeje, cuidado, a veces uno recibe exactamente lo contrario a lo que pide, jeje... te queda perfecta una frase de Wilde que dice que no hay nada romántico en pedir a alguien en matrimonio, que hasta te pueden decir que sí!

    FGIUCICH: lo más extraño es que yo, al menos concientemente, no tengo miedo...

    JAQUI: sí, imaginate que llego al altar y es alguien a quien no soporto... o alguien que no conozco, eso sí sería terror puro.

    VÏCTOR: sí, pero sigo un poco perdida con el por qué mi subconciente sí se preocupa por cosas que a mí, racionalmente, me son indiferentes!

    LETY: :-) Ya ves, Lety... muchas gracias! Como estoy un poco lejos, me lo están organizando todo mis papás y mi hermana, sé que va a salir todo bien.

    FLO: jajajajajajaja.... ya sé que el día antes y el mismo día debe ser la neurosis en dosis concentradas, pero no puedo no soñar... no es mi culpa!!!!! Lo juro!!!

    JULIA: jajajajaj... sí, la verdad me hace gracia hasta a mí soñarme estas cosas, como si fuera lo que importa (los zapatos o el peinado)... pero bueno, en mi defensa sí que me alegré por el novio! :-D

    ResponderEliminar
  9. Enhorabuena! No sabía nada. Bueno es normal que no lo supiera, claro.
    Sabes lo que hice yo para evitar estos rollos? Solo invité a mis padres, hermanso y amigos. Ni tios ni compromisis. Fuimos 45. Me tomé dos whiskies antes d ela ceremonia y me lo pasé como un enano. Sin nervios ni ataduras. Solo estaban los que relamente quiero.

    ResponderEliminar
  10. Pues dicen que pasa, neuróticas o no... y al igual que todos pienso que lo malo hubiera sido que todo fuera perfecto pero el novio otro.

    ResponderEliminar
  11. Disfrutá la neurosis ;) que con botas embarradas, sin maquillaje y el bad hair day el novio está ahí esperando!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...