martes, octubre 10, 2006

Extranjera


"Soy una raya en el mar,
fantasma en la ciudad,
mi vida va prohibida,
dice la autoridad"

Yo entiendo que cada país se guía según los seguimientos legales que le parecen convenientes, que no se trata de abrir las fronteras de par en par y mirar, impávido, el flujo migratorio… ¿pero es necesario que te hagan sentir como un delincuente asqueroso, maloliente y peligroso?

Por ejemplo, hacer fila durante CUATRO horas en la calle no me parece un trato muy humanitario… ¿será que la mitad del trámite es la resistencia?

Estoy un poco hastiada de tener que demostrar que no soy un bicho raro, digno de estudios científicos, que quiere dedicarse a actividades ilícitas. De verdad, qué pereza.


Ilustración: Jerry Nelson



Abajo una parte de una obra que escribí, cuando todavía me lo tomaba con humor…

13 comentarios:

  1. La verdad es que el trato en esas oficinas no es lo más humanitario ni justo que pueda encontrarse.
    Independientemente de los problemas que suponga para un país la llegada de más o menos inmigrantes y su política al respecto, es evidente que cada persona, sea de donde sea, tiene que ser tratada con la dignidad que corresponde y punto.
    Haces bien en dejarlo aquí para que la gente tenga constancia de lo que pasa, y de lo que se siente desde el otro lado. No vendría mal a algunos salir del país para aprender a ver las cosas desde el otro lado.
    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  2. pues no sé, yo prefiero recitar con Debravo que quiten todas las fronteras. Si una vez no existieron...podría ser que un día se acaben...
    No habría migraciones multitudinarias si todo el mundo tuviera su pan y su parcela de aire...la gente iría de un lado a otro tranquilamente.
    Utopía? Sueños?
    Puede ser...
    pero no son esas las "fes" que mueven las montañas?

    No me gustan los patriotismos, por esa razón, tampoco.

    ResponderEliminar
  3. Nunca he pasado por eso, ni me gustaría hacerlo. Y que dificil, porque por mas que sintás, tenés que terminar haciendo lo que te piden.

    Esperemos, nada mas, que no sea por mucho tiempo.

    ResponderEliminar
  4. Di que si. Yo por eso no voy a determinados parises enlos que se hay prejuicios porque soy latino. Vease EEUU.

    ResponderEliminar
  5. Abracitos Denise, es espantoso, ojalá que toda la experiencia te llegue a sacar muchísima fortaleza qeu hasta alcance para repartir

    ResponderEliminar
  6. una vez hicimos 6 horas (con bebé y todo) de fila en la frontera, había una cola enorme para entrar a los USA, y aparte estaban revisando todo pero todo...

    quién nos tiene ahí, pues?!?

    ResponderEliminar
  7. Yo tuve que llevar a mi marido muy enfermo a Houston en el 2003, poco antes de que muriera, buscando un último milagro...y lo llevé en silla de ruedas, anémico, muy mal..y así y todo tenía que quitarle los zapatos, la faja, tenía que pasarlo caminando, revisaban la silla...una humillación total, que él que siempre fue respondón y pochotón asumía con una humildad y un estoicismo, pero con sus ojos me lo decía todo: todo.
    Terrible. Qué recuerdos más duros. Sé del caso de la esposa de un amigo que recién operada de un tumor en la cabeza, como no podía responder "coherentemente" las preguntas en migración de EEUU..la detuvieron como "sospechosa" por un día entero...y la hicieron sufrir...montones. El marido es gringo y trabaja con la ONU.
    Qué no harán con la gente sencilla, ignorante y que se asusta?

    ResponderEliminar
  8. uf que terrible, yo tambien pase por eso ....
    saludos

    ResponderEliminar
  9. Alejandra5:52 p. m.

    La resistencia, sí, inteligente pensar que esa es la mitad del trámite. La mitad de la vida, si no más, resistencia.

    ResponderEliminar
  10. burocracia estúpida que conlleva a denigrar al otro por creece mejor...

    a mi me pasó.. y creeme.. duele..

    ResponderEliminar
  11. Como tratás vos al extranjero en tu porpia tierra, así estarás destinado a ser visto por los propios en tierra extranjera.

    ResponderEliminar
  12. Ahora que el ambiente de mi ciudad es triste, y no creo en quienes nos gobiernan, he pensando en cambiar de aires, así que me vendrá bien leerte querida Denisse

    ResponderEliminar
  13. CHOCOADICTA: eso, la dignidad, yo no pido más que un poquito de respeto (iba a decir de "por favor", pero ando seria, jiji)

    JULIA: eso sería el ideal, el que no haya fronteras... voy a tenerle fe, quién sabe, talvez mis nietos lleguen a verlo. Sobre estas humillaciones, te cuento otra: un amigo GRINGO lleva a su hija a la embajada GRINGA para inscribirla y sacarle el pasaporte GRINGO... lo obligaron a despertarla y hacerla tomar leche de su chupón para que demostrara que era leche. Son tarados, y en general, el poder es sinónimo de intimidación, desgraciadamente...

    JAQUI: bueno, ya llevo en estas como 4 meses, entre la burrocracia en Costa Rica y ahora la burrocracia aquí, pero también espero terminar prontito!

    FANMAKIMAKI: ya, pero sabés que es lo curioso... me ha costado 100 veces menos la visa gringa que la española. Será que mi apellido "Duncan" suena pronunciable en inglés, no sé.

    HUMITO: de fortalezas ando ya llenísima ;-) Además ya estoy más tranquila, estas cosas solo caminan con paciencia. Besotes!

    CLAUDE: ya, quién nos tiene, pero tampoco se justifica!!!!!

    PÍA: saluditos, me voy a leerte ;-)

    ALE: jeje, pensé que la vida es un inmenso edificio donde te pasan de ventanilla en ventanilla, de vez en cuando podés hacer un break y salir, pero en general te la pasás entre funcionarios. Mejor me río!

    KAREM: duele porque no hay justificación racional, nadie me puede convencer de que es mejor tener gente haciendo cola 4 hrs a darles, por ejemplo, una cita telefónica con hora aproximada.

    CITRUS: bueno, asumo que hablamos de una generalización, nunca he puesto a nadie en una situación de estas personalmente ;-)

    LETY: aquí estamos, siempre, espero escribir cosas más bonitas que te ayuden a levantar el ánimo.

    Besos y Abrazos!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...