jueves, junio 07, 2007

Pragmáticos e idealistas

Dice mi amiga malagueña que hay dos tipos de personas… la gente práctica y la idealista. No quiere decir que el idealista no pueda ser práctico, o que el práctico no tenga ideales, si no que un sistema de vida prevalece sobre el otro. Ella, según me cuenta, no tiene problemas en trabajar –poner copas, vender zapatos, ser asistente del asistente del asistente en una empresa –mientras sepa que con eso resuelve sus necesidades básicas.

Su novio, por el otro lado, vive del arte. Para él, si hace eso es venderse y no está dispuesto, aunque pasen penurias él se mantiene fiel a sus ideales. Es cantante, da clases y básicamente respira por su pasión. Cuando tiene unos euros de más los invierte en cosas que para otro mortal podría ser un lujo (se compró un bandeonón hace poco, de segunda y medio maltrecho por unos 800 euros).

Ella lo quiere así y asegura que lo entiende y acepta.

A veces, sin embargo, me da la impresión de que su pragmatismo roza demasiado con su idealismo y salen chispas.

Si lo pienso un poco, yo no me compro instrumentos musicales… pero hago cosas similares. Cada día invento un interés nuevo –que por ahora ninguno es rentable- y me apasiono. Algunos permanecen en el tiempo, otros apenas llegan a serme interesantes.

Solo en la última semana he pensando que quiero: una cámara digital buena y hacer de la fotografía mi pasatiempo en serio (tengo la cámara digital menos buena de este universo), aprender a hacer bisutería y a tejer (compré lana y agujas), que quiero dibujar y pintar decentemente (solo pinto mandalas con mis lápices de colores) y que debería seguir estudiando (me tienta algo de literatura comparada, hispanoamericana o latinoamericana).

Lo bueno es la curiosidad que sé que tengo por todo -menos por la matemática pura y la física que no me interesan ni un poquititito-. Lo malo es que a veces me falta constancia en algunas áreas y que cuanto más quiero, menos concreto.

Algunas mañanas quiero ser práctica, me bajo de la cama y me propongo serlo... entonces se despiertan los ideales y arman un escándalo horripilante hasta que los subo de nuevo al podio.

Creo que me rindo. Yo soy así, como dijo Betty.


Ps. las fotos son mis lanas nuevas sobre los mandalas, todavía no sé tejer ni media cadenilla... pero ya lo lograré. Y por cierto, este es mi post 200! y yo que pensé que llevaba el triple!!!

18 comentarios:

  1. algunas de las cosaas que tu quieres, yo tambien las quiero... ggrrr sobre todo una camara chula!!! que tengo una mierdurria que me obliga a fotochopear todo!!!
    bss

    ResponderEliminar
  2. pues yo tambien me doy mis gustillos y NO me importa lo que digan mis amigos.
    Ya casi tengo los $$$$.$$ para mi camarita con sus 2 objetivos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. qué tuanis tener un bandoneón!
    pues bueno, yo creo que mi practicidad (??) tiende a matarme el idealismo a veces. sin embargo, defiendo mi idealismo con cariño, porque me gusta mucho.
    saludos!

    ResponderEliminar
  4. Yo creo Denise que se debe ser un equilibrio entre ambos, dificil lo sé, pero bueno.

    ResponderEliminar
  5. Coincido con literófilo, hay que buscar balance, pero a veces se nos hace complicado! Creo que cada quien nace con una naturaleza inclinada hacia alguno de los dos lados, y por algun motivo se repelen. La cosa es saber cuando y con que cosas ser de una forma u otra.

    ResponderEliminar
  6. Eso se llama ser renacentista. Tener inte´res por muchas coas y renovarlas por nuevas es un sintoma de inteligencia. Y digo sintoma porque es casi una enfermedad extraña.

    ResponderEliminar
  7. CELES: jejeje, parece que lo de la cámara es muy popular. Yo quiero una Pentax de 10 mp o algo similar. Pero la que me gusta cuesta mil €! :-P

    MARMOL: jajajajaja, me gusta tu actitud. Yo me doy gustitos, pero chiquititos, como lana y agujas; me sentiría un poco culpable gastando cuando no trabajo!

    JEN: suena hermoso el chunchillo ese, hay que aceptarlo. Bueno, ser práctico tiene ventajas :-)

    LITERÓFILO: mjm... puede ser, pero es que no es tan controlable!

    MUJER DE MAÍZ: bueno, pero también hay quienes no tenemos mucho peso de uno de los lados, ya es una cosa natural.

    FANMA: puesto así :-) me acabas de alegrar el día, llevo dos posts de "soy un bicho raro" y resulta que no lo soy tanto (o sí, pero es algo bueno).

    ResponderEliminar
  8. Creo que eso de que queramos tantas cosas es porque tenemos la opción de tenerlas...si no ni nos lo plantearíamos. Cosas de la sociedad consumista :S Yo soy igual, jeje.

    Me gusta mucho tu blog ^^ Por cierto, ¿qué tal Tokyo blues? A mi me gustó mucho ;)

    ResponderEliminar
  9. Despecador11:21 p. m.

    Te invitamos: www.cofradiadearte.blogspot.com

    ResponderEliminar
  10. Lo bueno es que te interesan bastantes cosas, porque digo, imaginate si ni siquiera tuvieras las ganas de realizarlas!

    Yo soy practica por la mañana y de noche idealista. Pero reconozco, me sale mejor la primera.

    ResponderEliminar
  11. Querer hacer cosas es normal, la constancia es lo que debemos aprender. Un abrazote!

    ResponderEliminar
  12. Apoyo a Fanmakimaki y a Waiting for Godot!

    Renascentista con disciplina es el ideal jejeje

    Y yo también siento que quiero hacer más cosas de las que me decido a hacer en serio... :-P

    ResponderEliminar
  13. En sentido estricto, no creo que sean actitudes excluyentes. Uno puede ser práctico sin ser infiel a su idealismo particular, y también cargar de ideales toda la posible vida práctica. Será difícil, sin duda, pero y qué, lo más fácil muchas veces es lo más aburrido.

    ResponderEliminar
  14. Dicen por ahí que los gustos hay que dárselos en vida. No te parece? Abrazos.

    ResponderEliminar
  15. Esa es tu riqueza, no la pierdas, ni la cambies, eso si, utiliza tus lanas que están bellísimas, ya vendré a ver tu obra concluída

    ResponderEliminar
  16. Denise: se renacentista es raro, pero es envidiable. Murasaki lo sabe.

    ResponderEliminar
  17. CVALDA: consumismo... puede ser en algunos casos, pero también es que me entusiasman las cosas que quiero. Tokyo Blues va bien, aunque tengo como cinco días de no leer :-P

    DESPECADOR: ok!

    AIDA: bueno, si no me interesaran 800 mil cosas ni me enteraría de lo que me pierdo!!!

    WAITING: constancia, sí, por favor: la quiero en jarabe y en cápsulas!!!

    MURASAKi: el problema, querida, es justamente la disciplina, que la tengo para unas cosas nada más... :-P

    PEZENSECO: entonces talvez el problema es que no sé combinar muy bien!

    FGIUCICH: sí, hay que dárselos :-)

    LETY: gracias, si utilizo las lanas ya les sacaré tantas fotos como para marear!!! :-) me alegro de que hayas pasado por aquí.

    FANMA: mjm, me encanta el término y me encanta serlo, te juro que mi único problema es que siento que me canso "demasiado rápido" de cada cosa. Supongo que busco y busco y solo me quedo con lo que logra capturarme! La Murasaki lo sabe todo ;-) Jiji.

    ResponderEliminar
  18. A mí, con los años, el practicismo le gana cada día más al idealismo.

    Aunque acepto que también sueño con aprender mil cosas, algunas las hago a mi modo.
    Por ejemplo la disque bisutería, compro mil tiliches y me siento a veces a hacer collares y aretes y pulseras... y quizá solo a mí me gustan, pero igual me los pongo y los regalo!!! toda mi familia tiene colección y yo veo felíz a mami usandolos jaja

    Saluditos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...