jueves, julio 06, 2006

Contradicciones

Amo el sol, la vegetación, los abrazos de esos que me conocen tanto y que ahora me re-conocen. Amo recuperar tiempo en conversaciones y bromas, sentirme a gusto tras los meses y la distancia. Adoro saberme las calles, conocer la cocina, comer frutas que solo aquí existen... un realismo mágico gastronómico.

Odio la hipocresía generalizada como idiosincracia; los huecos en las calles, los put... mosquitos haciendo fiesta conmigo, el acomodo en que se vive, las noticias amarillistas, los precios tan altos con salarios tan bajos. Odio lo pretensiosa que puede ser la "buena vida" en un país donde abundan tugurios y problemas graves.

Así... ¿quién carajos puede decidir dónde quiere pasar su vida?

14 comentarios:

  1. Bienvenida al mundo real. Podrías optar por vivir en el Edén: está a un tiro en la sien de distancia, en el supuesto caso de que exista realmente el Edén, claro. O sino, aceptar que en este planeta existen pocos lugares perfectos, y disfrutar de los que hay.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Exacto, no queda de otra más que disfrutar las pocas opciones que tenemos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Contradicciones, ay! si es que somos caprichosos y contradictorios.

    ResponderEliminar
  4. Tal vez por eso nuestros ancestros eran nómadas...así podían aprovechar lo mejor de cada lugar...

    Lo malo es que dedicarse al nomadismo en nuestros días sale muy caro! :S

    ResponderEliminar
  5. Vuela, vuela paloma, que en algún momento encontrarás tu nido. Abrazos.

    ResponderEliminar
  6. Los gringos inventaron esa vara de "home is where the heart is" pero debe ser que tienen sólo un corazón o que no les cabe mucho o que se dejan llevar por sus conocimientos limitados de geografía. Yo digo que el corazón alcanza para mucho y que no siempre se puede decidir... tampoco sé si debe decidir... un tiempo aquí y otro allá o un tiempo aquí con el de allá...


    PD: No sé si los gringos la inventaron y si todos son así... no estoy haciendo ciencia aquí. espero que me perdonen.

    ResponderEliminar
  7. Me gusta lo afilado de tu vista, que no se deja engañar ni por tí misma, lleva lo mejor donde estés y has de ese lugar el más amado.

    Te mando un fuerte abrazo Denise ¿cuando vuelvas me contarás que te pareció EntreCaracoles?

    ResponderEliminar
  8. Hoy en día con vivirla me conformo, donde y como la viva solo el destino lo sabe.
    Yo también odio los mosquitos :)
    Besitos.

    ResponderEliminar
  9. εїз CRaFTy*MoMMa εїз8:47 p. m.

    ay plumita en la tempestad, te acompanio en tus contradicciones...
    somos 2.
    Saludos.
    XOXO

    ResponderEliminar
  10. Contradicciones...siempre existen. Estamos llenos de contradicciones y de extremos.

    Como dijeron hay que disfrutar lo que tenemos...pero tampoco podemos hacernos de la vista gorda ante lo que no esta bien. Porque si no los de las contradicciones seríamos nosotros mismos.

    ResponderEliminar
  11. Bridget Jo11:43 p. m.

    "va' dove ti porta il cuore".. me lo dijeron una vez y así llevo cambiando de país una y otra vez. y no, no me arrepiento.

    ResponderEliminar
  12. asi es la vida, mi Denise...
    lo unico constante es que todo es contradictorio...

    did that make sense?!?

    :D

    ResponderEliminar
  13. Denise,

    Cuando volvés a Barcelona ??

    ResponderEliminar
  14. Alejandra5:18 p. m.

    Negrita,
    He leído tus posts y he experimentado algunas reacciones encontratadas. No hay un sitio perfecto. Nuestro país tiene sus muchas desventajas, como también las tiene España, Rusia, Lituania, Perú. Claro está, hay grados de desventajas, simplemente no le anulés la belleza a lo que te gusta por la molestia de lo que te molesta. Se llama choque cultural, y el "reverse cultural shock" es más fuerte que el cultural shock cuando llegamos a otro país.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...