viernes, febrero 10, 2012

Y un día sabes que te has hecho mayor

Un día descubres que te has hecho mayor, porque te dicen cumplidos y poco te calan. Mayor o cínica, un poco cínica. Pero no pasa nada, porque te has hecho mayor. Y eso de hacerse mayor es una tremenda putada pero tiene sus ventajas y una de ellas es que las ves venir, de lejos las ves venir y quien las lanza no sabe que ya la estás viendo venir. Entonces puedes ser el triple de cínica, menos con el cuello que tiene dos líneas que te ves perfectamente, aunque los demás digan que no se notan. Llámales líneas, llámale arrugas. Y entonces dices... será que me estoy haciendo mayor y compras once mil cremas, incluso ya no las marca “patito” sino las buenas, a ver si acaso. Y te sientes con permiso de ser cínica porque esa niñata no sabe lo que es tener dos líneas llámale líneas llámale arrugas en el cuello y cree que no la ves venir. Entonces los cumplidos no te calan, y no porque no creas que sean verdad, sino porque has descubierto ¡oh el terror! que no siempre se dicen con total sinceridad y, lo que es peor, no se reciben igual. Cínica de pasatiempo, descubres que el cumplido te da igual porque lo ves venir y sabes por qué llega. Menos uno, hay uno para el que no te has hecho mayor y que te dijeron el otro día y que estás por tatuarte en el brazo de lo bonito que es: es que no eres pretenciosa. Y ese, precisamente, es el que confirma que te has hehco mayor, pero no importa porque es hermoso: es que no eres pretenciosa. Tú, que lo fuiste tantos años... te das cuenta de que ¡finalmente, la belleza! has conseguido dejar eso atrás. Y eso anula todo lo demás. Viva hacerse mayor. Lástima las líneas llámale líneas llámale arrugas.

11 comentarios:

  1. Es cierto que hacerse mayor tiene sus ventajas...aunque no me gusta cómo hay que llegar a ellas (ser X porque la vida te ha enseñado a serlo).
    C'est la vié!
    (la arruga siempre es lo de menos...)

    ResponderEliminar
  2. CVALDA: uf, pues a mí las arrugas me tienen mala :D

    ResponderEliminar
  3. yo también tengo las arrugas (pero sí, las llamaré líneas) en el cuello, pero aun así sigo sin verlas venir a menudo.
    Creo que no le estoy sacando el suficiente provecho a la madurez xD

    ResponderEliminar
  4. Yo me siento mayor cuando paso por la puerta de los colegios a la hora en la que salen los alumnos, pero de momento nadie me ha llamado señora, así que... :)

    ResponderEliminar
  5. BRONTE: aprovecha, aprovechaaaaa, jajaja

    DOCTORA. Uy, a mí sí... para deprimirse, nena...

    ResponderEliminar
  6. mi jefe y yo nos lanzamos al serum en los duty free, tú que ers más jovencita puedes hacerlo con un grácil paseo, como el que no quiere la cosa :P

    ResponderEliminar
  7. Me dais miedo tu jefe y tú!

    ResponderEliminar
  8. Excelentísimo post! Me ha encantado cómo lo escribiste, y lo que relatas también! Forma y fondo, genial! Y sobre ser pretenciosa... una baja el nivel de exigencia, y dentro del nuevo nivel, busca sacarse partido pero de forma realista y sin buscar que te digan nada... por el puro placer de encontrarte bonita tú. Bueh, al menos así lo siento yo, y siento que me hago mayor... :)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...