lunes, febrero 20, 2012

El estrés

No es lo mismo estar estresada que nerviosa que ansiosa que cansada.

El estrés me altera el sentido del humor y la cortesía. Intento contrarrestarlo pero a veces es imposible. Es como un SPM de días y días y días: todo el mundo me parece irritante, no me aguanto ni sola.

Los nervios me quitan el hambre y el sueño. Se me olvida comer y cuando me acuerdo no me apetece... y la cama se me hace insoportable. Es como esos cinco minutos antes de que empiece la función cuando hago de actriz, como los primeros días del enamoramiento: divertido cuando se cuenta en pasado, duro cuando es presente.

La ansiedad más bien dicta que necesito comer. Carbohidratos. Chocolates. Más carbos: léase galletas, donuts, magdalenas. Y más chocolate.

Y el cansancio me da un sueño insoportable. Parezco un oso hibernador.

Llevo dos semanas con las cuatro cosas. Creo que pronto me convertiré en alien. O en zombie. O algo similar.

3 comentarios:

  1. Yo es que lo resumo todo a dos estados: cabreada o deprimida.
    Sea como sea en ninguno de los dos se me quita el hambre ;P
    Tendrás que procurar relajarte :)

    ResponderEliminar
  2. DOCTORA: bueno, no quieras saber mis variantes dentro de estos estados :D

    FANMA: eso intentooooo

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...