sábado, enero 12, 2008

Tres años, cuatro, cinco ¿seis?

Esta semana me enteré de que, para que me den la nacionalidad, tengo que quedarme aquí unos tres años más. Sí, eso es lo que tardan. La razón es que en el 2005 se regularizaron miles de inmigrantes ilegales, entre ellos los latinoamericanos y tras dos años de residencia legal (que no sea por estudios) se puede pedir la nacionalidad. El sistema ha colapsado, no tienen capacidad de reacción ante la ola de solicitudes.

Tres años “más o menos”, me dijo el señor que me atendió. "¿Por qué, te urge?" remató. "No, clarooo que nooo, es curiosidad", respondí. Tres años, o más. TRES AÑOS. Juro que no sé si estoy feliz de tener la excusa, finalmente, para seguir aquí o si más bien estoy un poco descolocada por tener un plazo mínimo establecido.

Hasta ahora me he quedado mucho más tiempo del decidido inicialmente, pero es algo que se va sumando paulatinamente... siempre puedo largarme "ya casi" si lo quiero. Pero con este trámite no, estoy obligada a quedarme.

No quiero irme sin eso por diversas razones, entre ellas que los padres y familia de Fernan se quedan aquí y nunca se sabe cuándo y por cuánto tiempo podría verme en necesidad de venir. Segundo, ahora no piden visa a la gente de Costa Rica, pero es probable que en cinco, diez o ‘X’ años sí la pidan. Y me niego a seguir haciendo papeleo, llevo cuatro años entre burocracia y ya está bien.

Pienso en tres años y la vida se me hace contradictoria… es un poco menos de lo que llevo en España, han pasado tantas cosas que me suena muuucho tiempo, pero no lo he sentido como un período muy largo. Pero claro, sumo tres y medio que llevo, tres que quedan: y seis años me suena a mucho.

Temo perder los vínculos, con todo… no sólo los personales. Lo de perder amigos sé que va como tiene que ir, la gente que te quiere aguanta el tiempo que tiene que aguantar. Lo sé. Ya lo he vivido y entiendo que es un proceso natural. También laboralmente, sé que quien confía en tu trabajo te hará un sitio, ahora o en unos años… pero seis años no son pocos, suenan a echar otras raíces.

Me suena a posibilidades tan abiertas que me colapsa mi propio sistema.

Y sí, lo reconozco… da mucho miedo. Sobre todo porque ayer se fueron mis papás, y no puedo evitarlo, cada vez que me despido y cambio (o cambian) de país, me queda una sensación de desamparo terrible, físicamente dolorosa. Da miedo.

30 comentarios:

  1. paso a paso, queridz, no te agobies.
    :)
    besitos

    ResponderEliminar
  2. CELES: eso trato, pero un paso de tres años fijos da un poquito de ... no sé... vale, te hago caso! :-)

    ResponderEliminar
  3. QUe cosa lo de las nacionalidades. Yo saque la nacionalidad holandesael aÑo pasado porque daba nomas. Porque cumplia con todos los requisitos... pero no tenia ralmente la intencion de hacerlo. No me trae ninguna ventaja (ni desventaja) ser o no ser. Yo ya estoy casada con un holandes y tengo un hijo holandes... asi que lo mas probable es que me quede por esta zona un largo rato. Y ahora con doble nacionalidad...la argentina y la holandesa... y ando acarreando pasaportes para todos lados! Pero bue, si esta la posibilidad...que se de. Sino...a otra cosa mariposa!

    ResponderEliminar
  4. MARIAN: es un enredito. Sí me trae ventajas a largo plazo, porque no tengo pensando quedarme aquí por siempre, pero ahora me suena a un trámite interminable... lo haré con paciencia, creo yo.

    ResponderEliminar
  5. Piensa que "la vida te da sorpresas", nunca sabes lo que está por venir, asi que no te agobies poniendote un plazo, porque si lo haces el tiempo pasa mucho más despacio...y lo que hay que hacer es vivir ;)

    ResponderEliminar
  6. Es mejor no pensarlo tanto, sino se agobia uno por nada. Besosssss :)

    ResponderEliminar
  7. CVALDA: y como dice un amigo mío, lo que viene conviene!

    WAITING: es que soy una majadera pensando mucho las cosas... pero sí, tienes razón!

    ResponderEliminar
  8. Totalmente deacuerdo en eso que has dicho de la despedida: ¨me queda una sensación de desamparo terrible, físicamente dolorosa. Da miedo.¨ Yo viví eso y cosas aún peores, que mejor ni te cuento.
    Pero alfinal 6 años son muchos, pero no son nada, lo que cuesta es adaptarse (al menos a mí), pero eso es cuestión de tiempo.
    Y como dice waiting for godot, no lo pensés tanto.

    "Chi va piano, va sano e va lontano"

    Que estes bien!!!

    ResponderEliminar
  9. que pesadilla con las nacionalidades y las fronteras...¿ser de un sitio por haber nacido?? pos vaya

    ResponderEliminar
  10. Vaya,Denise,lo siento muchísimo.Sólo espero que en ese tiempo se te haga agradable la estancia aquí.Yo ya te considero española de pura cepa ...Un beso,guapa.

    ResponderEliminar
  11. hu! si que taradan.. yo estoy casada con un español.. hace menos de un mes que nos unimos en matrimonio.. y me han dado fecha para presentar los papeles.. para dentro de 2 meses.. asi que para la nacionalidad no quiero ni imaginar..

    las cosas son asi.. ten paciencia.. y esta.. tranquila..

    abrazos..

    ResponderEliminar
  12. Melissa Soro9:05 p. m.

    le envío buenas vibras!!!

    ResponderEliminar
  13. Aaaaaaaggghhh Furbyyyeeeaaaaghh!

    Es la parte dolorosa de una elección que se debe hacer: renunciar a una de las opciones. Igual las cosas no necesariamente son tan "trágicas" y definitivas, a veces se puede encontrar una "ruta alterna" que conjuga lo mejor de cada posibilidad.

    A tomárselo con calma y disfrutar el presente!

    Un abrazote de osa-zen

    (nos hablamos mañana domingo!)

    ResponderEliminar
  14. Un abrazo fuerte fuerte por sentir lo del desamparo.
    Eso del tiempo... ufff, lentamente he aprendido que el tiempo es relativo.

    ResponderEliminar
  15. PS: no se lo había dicho pero me encantan los dibujitos!!

    ResponderEliminar
  16. MARMOL: y sé que es algo que una eligió, pero no por eso duele menos... en fin, tiene sus ventajas, también!

    MARISA: bueno, así va... aunque sea idiota, que lo es.

    AGATA: me será muy agradable, si amo estar aquí, lo que pasa es que me pone un poco nerviosa tener un plazo fijo tan larguito, pero está bien.

    PIER: ten paciencia, es un rollo. Ya me harté sacando la tarjeta de régimen comunitario, ahora me toca echarle paciencia con esto, pero tengo paz...

    MELISSA: graciaaaas! :-)

    MURASAKI: no es trágico, para nada... es... distinto, pero bien.

    @LE: graciaaas, linda! El abrazo me ha sabido a gloria! Y los dibujitos, jejeje, ya ves... me gusta hacer tonteritas! :-D

    ResponderEliminar
  17. A mi el tema de la residencia me mato, estuve meses esperando una decision y me mataba la incertidumbre. Tuve suerte porque me lo dieron porque mi hijo es sueco y ahora en un par de anos saco la ciudadannia, pero la verdad no me quiero imaginar pasar anos esperando porque a mi los meses se me hicieron interminables. besos.

    ResponderEliminar
  18. Ahh... Lo que pierden en Costa Rica, lo ganamos aquí ;)

    No te preocupes, que son un suspiro, y al final las cosas no son tan grandes como se piensa.

    ResponderEliminar
  19. Anonymous10:51 p. m.

    Lo que puedo decirte es que en estos casos tenemos que tener paciencia, resulta un poco dificil, pero bueno, cuando menos lo ves ya ha pasado el tiempo.
    Que pena lo de tus padres que ya se han ido.
    Animo!
    Mariela

    ResponderEliminar
  20. El mundo debería ser un lugar de libre tránsito, por que todos tenemos la misma bandera, la humana, pero es una utopía torpe de mi parte.

    Que todo te salga bien!

    Saludos edsed mi hora mas oscura.

    ResponderEliminar
  21. MARCE: tengo una ventaja sobre tí, y es que lo de la incertidumbre ni me lo planteo, me hago la loca, me digo a mí misma que es espera por trámite pero que seguro que me la darán.

    SUPERFLICKA: jiji, dile eso a mi madre. Y bueno, la verdad que estoy empezando a aceptar que la excusa me cayó del cielo y que estoy contenta.

    MARIELA: mi único problema es que extraño a mis papás, lo demás va caminando sin problema. Sé que será para lo mejor!


    AMOREXIA: es eso estamos totalmente de acuerdo, las fronteras son una prueba más de la estupidez humana.

    ResponderEliminar
  22. Es difícil, llega un momento en el que una no sabe ya de donde es porque los lazos de origen quedan aunque permanecen cambian (se nota al volver que ya no vemos las cosas de igual modo que las veíamos) y los nuevos lazos no puedan evitar tener cada vez más raíces... Yo ya no recuerdo cuando llevo por estos lares pero creo que más de cinco.
    Seguro que allá donde estés, serás feliz y eso es lo que no tiene precio.

    ResponderEliminar
  23. no sabés lo que te entiendo, pero me suena que eso esta colapasado porque vives en una gran ciudad y muchisimos inmigrantes, aqui estan siendo bastante rápidos con el papeleo, en seis años, que llevo, obtuve la residencia primero (estaba legal) y ahra desde febrero ya tengo la doble nacionalidad, me tardó un año, despues de residir tres de forma legal.... a ver si te tienes que venir para el sur?
    besotes!!!

    ResponderEliminar
  24. Todo llega... el tiempo pasa muy deprisa y son solo papeles, en tu corazón mandas solo tú y sientete de donde quieras sentirte.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  25. Alejandra8:22 p. m.

    Al menos estás en una ciudad hermosa. Podrá sonarte a "y eso qué", pero estoy convencidad de que el lugar si importa.

    ResponderEliminar
  26. CHOCOADICTA: hay un cuento de Galeano que lo resume perfectamente, dice "ahora tengo dos patrias" y yo cada vez me siento más así.

    CAT'S: :-) pues igual me voy para el sur, jiji... sé que tiene que ver con que aquí todo lo burocrático tarda mucho, yo le echo paciencia!

    JESSIKA: es que por sentimiento confieso que soy de doble nacionalidad!

    ALE: no, no me suena a ¿y eso qué? tenés razón... si esto fuera en Coruña, por ejemplo, ya habría salido corriendo sin nacionalidad ni nada! Venite, venite...

    ResponderEliminar
  27. decía que me costó y me está costando adaptarme después de 6 años de ausencia a la vida en C.R.

    Saludos

    ResponderEliminar
  28. esas mierdas, visas, cosas de esas... el planeta está dividido en parcelas... eso como que entristece, no hay libertad por tanta libre soberanía... [mi pensamiento meleobro-utópico de la semana]

    ResponderEliminar
  29. Y casándote con Fernando no es automático? Yo pensaba que si. Hum.

    ResponderEliminar
  30. MARMOL: confieso que eso es lo que me da más miedo, volver y no encontrarme a gusto. es la vida de los que escogemos ir por otros lares, supongo.

    MELEOBRO: ya lo dijo Debravo... "Que nadie tenga tierra
    como tiene traje:
    que todos tengan tierra
    como tienen el aire (...)

    Que el aire no es de nadie, nadie, nadie...
    Y todos tienen su parcela de aire".

    FANMA: nop. ya tengo la tarjeta de régimen comunitario, al año de tenerla pides la nacionalidad y le echas paciencia...

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...