martes, julio 17, 2007

Donde las mujeres, Álvaro Pombo

Lo que digo yo

Movida por la lectura de “La fortuna de Matilda Turpin”, que no fue una cosa impresionante pero me dejó buen sabor de boca, decidí entrarle a otro libro del autor. Empecé Donde las Mujeres con muchas ganas, las primeras páginas prometían. Pero entre la página 5 más o menos y la 100, la lectura fue un calvario. ¿Por qué seguí leyendo? Porque trato de ser disciplinada y acabar todos los libros que empiezo a menos de que me sea absolutamente insoportable.

Lo aburrido de esa parte del libro es que Pombo se regodea a veces en la complejidad, pero en ese estilo de “oh, qué sabio soy” que tienen los escritores muy estudiados, andados y, por lo visto, poco modestos. Me recordó el ejemplo que pone mi papá sobre el tema, del tipo que dice “líquido perlático de la consorte del toro” en vez de “leche”.

Pero… contra todos los pronósticos, mi interés fue creciendo conforme me alejé de la página 100. No me atrevo a decir que devoré el resto del libro, porque realmente no fue así, pero si fuera por la segunda parte diría que es un libro buenísimo. Pero la primera parte está ahí para equilibrar, por lo tanto: está bien. Nada imprescindible, pero no me arrepiento de haber terminado.

Lo que dice la contraportada

En esta magnífica novela, galardonada con el Premio Nacional de Narrativa, Álvaro Pombo describe el esplendor y la decadencia de lo que parecía una unidad familiar que se imagina perfecta. La narradora, la hija mayor de la familia, había pensado que todos su excéntrica madre, sus hermanos, su aún más excéntrica tía Lucía y su enamorado alemán eran seres superiores que brillaban con luz propia en medio del paisaje romántico de la península, una isla casi, en la que vivían, aislados y orgullosamente desdeñosos de la chata realidad de su época. Pero una serie de sucesos y el desvelamiento de un secreto familiar que la afecta decisivamente, descubre a la narradora el verdadero rostro frío, práctico, tiránico, y a la postre venenoso de los mitificados habitantes de aquel reducto en el que «los padres, los maridos, los hombres, dan lo mismo. Son intercambiables». Una revelación que cambiará irremisiblemente el sentido de su vida.

4 comentarios:

  1. Celestina8:28 a. m.

    HAS LEIDO NADA, DE CARMEN LAFORET?
    BSS

    ResponderEliminar
  2. Celestina8:27 a. m.

    MMM, CREO QUE TE PODRIA GUSTAR. SE DESARROLLA EN BARCELONA... INVESTIGA POR AHI, MIRATE UN RESUMEN... LO PUEDES ENCONTRAR BARATISIMO EN CASI CUALQUIER LIBRERIA DE SEGUNDA MANO. HACE UN PAR DE AÑOS LO REGALABAN CON UNA REVISTA :p

    ResponderEliminar
  3. Celestina8:28 a. m.

    "NADA" DE CARMEN LAFORET.

    ResponderEliminar
  4. Celestina2:14 p. m.

    jo va que rapida! ahora me siento responsable por recomendartelo !! :S espero q te guste!
    el dios de las pequeñas cosas es una delicia... de los libros favoritos de fanma, creo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...