miércoles, abril 05, 2006

Utopías literarias



Ayer terminé de leer “Pasiones romanas”, de María de la Pau Janer (Premio Planeta 2005). Pasé renegando de su estilo las casi 500 páginas, me quejé de sus observaciones evidentes y demasiado aleccionadoras, concluí que es más cursi que lo que puedo aguantar (y yo soy una cursi) y las pocas preguntas que me deja para la vida igual me las hago sin la ayuda del libro.

Pero aquí viene el chiste. Me lo leí en 4 días, iba con el libro abierto por las calles, sin mirar donde ponía los pies, no hubo viaje en metro que no fuera al ritmo de la historia, deseché –por ejemplo- una ida al cine porque quería seguir leyendo.

Con otras novelas me pasa lo contrario, las leo y me cuesta sangre seguir adelante, aunque me guste mucho lo que plantean o cómo lo plantean. Me pasó, a pesar de que es de mis libros favoritos, con “Corazón tan blanco” de Javier Marías.


Entonces… ¿Qué es una buena novela? ¿Esa que te hace preguntas fundamentales e interesantes, que te hace volver a ella cada cierto tiempo y repasar las palabras subrayadas, aunque te saque más bostezos de los debidos? ¿O esa que, aún sin ser una joya literaria, te mantiene despierto para saber qué pasa, te mete en su mundo y no te suelta hasta el final?

Ya sé, “la mezcla”. Pero, por más que trato, la lista de “mezcladores” que lo logran con maestría me sale corta, casi nula.

¿Realmente existe este autor de tramas y pensamientos, o es una utopía de esta ilusa adicta a los libros? y si existe ¿quién es, qué hace, qué escribe?


Fotografías: George Marks

31 comentarios:

  1. Es buena la novela que te guste. Aunque hayas leído esta completamente si no te satisfizo pues no es buena.
    Pasa lo mismo con películas que uno no puede dejar de ver aunque resulten ser poco sobresalientes.

    ResponderEliminar
  2. A mí me pasaba que me sentía cohibida a decir que un libro era bueno sólo porque a mí me había gustado muchísimo (igual que como dice Jaguar, pasa con las películas). Ya no me pasa; si el libro me entretiene, me absorbe, me aisla, me provoca ansiedad por seguir leyendo, es lo suficientemente bueno para mí.
    Dicen que el mejor vino no es el más caro sino el que más te gusta.

    ResponderEliminar
  3. Yo en definitiva si no logro congeniar con un libro desde el principio, no puedo terminar con él.
    Creo que lo tuyo fue una especie de amor torrentoso, de esos con los que uno se pelea, pero no puede terminarlos...

    ResponderEliminar
  4. El curioso fenómeno "lo detesto pero no lo puedo soltar!" para saber en qué para la cosa... A mí eso me pasa más con la t.v., si un libro no me logra atrapar desde el inicio, está condenado al destierro inmediato!

    ResponderEliminar
  5. Javier Marias! Argggg! Me encanta. Es el milan Kundera español. Sin embargo a veces da pereza leerle. Y sin embargo uno de ken follet (Que no lo soporto) te lo lees en 2 días. A veces lo bueno hay que currarselo. Esa es mi conclusión.

    ResponderEliminar
  6. JAGUARDELPLATANAR: no sé si solo eso ya implica que es buena, quiero decir, a mí me gusta ver Gran Hermano, eso no lo hace un buen programa, de hecho es una caca. En este caso terminé por decir "la autora es muy ágil contando la historia y no tanto el el idioma".

    FLO: de acuerdo, pero la cosa es que este libro está a medio camino entre gustarme y odiarlo!!!!

    JAQUI: jiji, exacto, es un amor perro. Pero ya pasó, lo cambié por otro que leo menos obsesivamente pero me satisface más (como si cambiara de amor torrentoso: este es más tranquilo pero la paso bien, jiji)

    MURASAKI: bueno, he dejado a medias dos, pero trato de leerlos aunque no me motiven mucho, supongo que es el codo hablando y ¡como ya los pagué!

    FANMAKIMAKI: Marías es genial. Creo que su problema es siempre el mismo: en el segundo tercio del libro se atora, habla de temas que no vienen a cuento y se pone espeso y melcochoso, para luego salir del lodazal como los grandes. Kundera es otro de reverencia, como no lo había pensado :-)

    ResponderEliminar
  7. no tanto "con el idioma", eso me pasa por estar de criticona, jeje.

    ResponderEliminar
  8. yo he tenido esta relación amor odio con muchos libros que no me gustaban pero me los terminé de leer solo porque no 'podía' dejar algo tirado (o sea, me pesa la culpa babosa de dejar cosas tiradas aunque no me gusten), todo para venir a concluir que no valía la pena (igual que seguir viendo tele cuando lo odias... soloq ue la solución aquí fue sencilla: no tengo tele). Creo que al final, un poco de lo buenoq ue te quede de un libro es por lo que genere tiempo después, si todavía lo recordás y la reflexión que todo eso genere (en mi caso la memoria literaria es trágica y casi todo se me olvida)

    ResponderEliminar
  9. Alejandra12:21 a. m.

    Creo que cansa cuando la mente se enfrenta al reto del pensamiento agudo. Hay tantas cosas que nos atontan los sentidos que ya nos acostumbramos, queramos o no. Claro, siempre está en uno la resistencia de obligarse a buscar a quienes aunque nos hagan bostezar, sí nos alimentan el intelecto.

    ResponderEliminar
  10. Paradojas! Interesantes tus cuestionamientos. Lo evidente es que cada quien busca lo suyo en las palabras... A mí me gustan los libros provocadores, desafiantes, que me saquen de casillas o me hagan peregrinar por casillas nuevas, diferentes, otras... Libros libres.

    ResponderEliminar
  11. Pues entonces es como esas canciones pegajositas que odias pero no podes dejar de tararear todo el día.

    ResponderEliminar
  12. agh. comprendo demasiado esa sensación de estar traicionando la educación y el buen gusto al tragarse una novela de dudosa calidad. Pero creo que hay que agarrarlas como las películas. Hay películas que uno escoge para pasar el rato, para distraerse, para reirse estúpidamente y no tener que pensar en ella después de apagado el tele... hay otras que son de ver varias veces para comprender.

    Creo que mientras uno sepa para qué está leyendo, y qué es lo que espera sacar del libro, y lo consiga, se vale.

    Por eso a veces podré balancear Simone de Beauvoir con la Cosmopolitan.

    ResponderEliminar
  13. Fernanuk9:25 a. m.

    No todos los libros pueden ser Ryp Van Wynkle

    ResponderEliminar
  14. Yo nunca dejo un libro sin llegar al final, algunos me aburren, otros me divierten, otros me aportan y en otros me pierdo yo en su mundo...
    Supongo que una buena novela )fuera de estilos literarios y demás) es aquella que te aporte algo y eso no sólo depende de la novela sino también del estado emocional del lector y de lo que espera... Quien sabe.

    ResponderEliminar
  15. Una lectora como tú, es el premio gordo para un escritor. Conocer tu opinión sincera, porque lo eres, ya te lo he dicho desde que te conozco, sería un invaluable regalo.

    Y que conste que no porque sueñe con ser ese autor del que preguntas, sólo porque deseo conocer tu honesta opinión me atrevo a lanzarte esta pregunta:

    ¿Te atreverías a perder un poco de tu tiempo con mi novela? ¿tienes gmail?
    Dos preguntas que se quedan en el aire

    Besos para tí querida Denise

    ResponderEliminar
  16. el chiste es disfrutarla...
    y de hecho, dicen por ahí que el mejor placer después de leer, es re-leer. Si has re-leído algo que te ha gustado, me darás la razón...

    saludos, D.D...

    ResponderEliminar
  17. Voto por "Narciso y Goldmundo" de Hermann Hesse. Creo que puede cumplir con ambos requisitos.

    Un gran saludo.

    ResponderEliminar
  18. Para mí leer es un acto íntimo y personal, tipo terapia, a veces catártico, a veces conflictivo, pero al final te conocés un montón más. Si decís "nosotros leemos", solo puede ser en voz alta,porque el proceso es así, personal.

    Retomo un poco el concepto hiper-re-viejo de Barthes de "goce" en el acto de la lectura, que tiene para mí tal vez demasiada connotación sexual para ser cómodos, pero se acerca más a lo que es la literatura para mí. Eso de la estética me da igual. Por eso yo no le digo a nadie qué leer ni cómo leerlo, simplemente me alegro con que lo hagan. Si lo quiere dejar botado, hágalo, seguro no le convenía.

    Pero sí aconsejo blogs (no sé si es ético, si no lo es, extirpame)... mi amigo Alfonso posteó algo sobre el tema. http://masalsur.blogspot.com

    ResponderEliminar
  19. para mi no hay nada mejor que leerme un libro de corrido, un libro que me atrape y que no me deje soltarlo hasta que lo haya devorado por completo. Ese es un buen libro!

    ResponderEliminar
  20. HUMO: somos dos, me pasa eso de las culpas, a veces me hago la loca y los abandono, pero la mayoría de veces me resigno y lo termino. Eso de reflexión posterior me parece el punto central, de hecho mis libros favoritos son esos que necesito ver de nuevo.

    ALE: ¡¡¡¡¡querida!!!!! has vuelto. De acuerdo, pero creo que también cansan los que pretenden ser tan profundos que se olvidan de contar historias, sobre todo porque se trata de novelas y no de ensayos. Pero sí, alimento para el intelecto -aunque a veces alimento la vagabundería-.

    EL PEREGRINO: los libros desafiantes pero con buenas razones, quiero decir: seguramente que estas novelas de aventuras y misterios que están de moda son desafiantes. A mí me ponen de mal humor porque sacan conclusiones simples, poco creíbles, absurdas. Probablemente sea cuestión de gustos.

    FLO: jajaj, sí, como una tan asquerosa y machista que tuve problemas para olvidarla, de tanto que la odiaba terminé por saberme las letras (esa de "te compro tu novia) Puagh!

    MEDEA: sí, de hecho yo balanceo con la Cosmo o Glamour, me doy permiso de estar en inpass de pasarlo bien y ya está, pero casi ninguna novela (exceptuando talvez las de Marian Hayes o las de Dan Brown) te dice "soy estilo Cosmo" o "soy estilo de Beauvoir" o "soy sin estilo" en todo caso, que sería más honesto y te guiaría un poco.

    FERNANUK: ;-) No es Ryp Van Winkle, es "rin-ran-rincol". Y no todos los cuenta historias son tan dulces.

    CHOCOADICTA: eso del estado emocional y del momento me parece central, me pasó por ejemplo con "Como agua para chocolate", tanto la película como el libro; en su momento aluciné y ahora me sigue gustando el libro, pero no es el nivel de amor del primer momento.

    LETY: no sería, ni mucho menos, perder el tiempo. Claro que me gustaría leer tu novela, te dejo mi dirección de gmail: d.duncan.v@gmail.com y un abrazote.

    CLAUDE: bueno, pero el problema es si no termino de decidir si me gusta o no... Lo de releer pues sí, es el placer, aunque a veces más bien me pregunto ¿qué carajos me gustó de esto?

    IPNAUJ: lo buscaré, muchas gracias! Ahora, en estos casos hay un problema adicional: las traducciones. No vamos a entrar en ese tema, :-)

    SARDINA: me fui a leer a Alfonso, genial, muchas gracias, además sí: es graciosa la coincidencia del tema. Con dejarlo botado, mi problema es que siempre me pregunto si adelante se pondría mejor, o, incluso, me pregunto cómo es que no me gusta "x" libro que se supone que es genial (por ejemplo La srta Dalloway de Wolfe, que no pude pasar de la página 6).

    GORDIBUENA NEUMANN: ya, pero es bueno por una parte, no necesariamente es buena literatura, en todo caso es buen entretenimiento y sobre ese tema ya habla bastante bien el amigo de la Sardina Albina, que dejó su dirección. En todo caso es agradable eso de que te atrape :-)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  21. A ver, yo creo que una novela es buena o mala dependiendo de quién la lea. Yo estudio literatura y te puedo decir que ninguna teoría puede explicar esa pasión que de repente despierta una historia. Para mí es empatía, cuando el autor pasa el límite de contar una historia y te hace vivirla, pero ese es mi caso. En fin, es cosa de gustos, de momentos y de cirscunstancias, tan sencillo y tan complejo como eso.
    Saludos

    ResponderEliminar
  22. Pues yo Denise cuando un libro no me gusta lo dejo de leer... A la fuerza no me puedo meter las cosas ni a disgustos ^^

    ResponderEliminar
  23. Mrs. Dalloway a mí me parece increíble. Woolf es de mis favoritas. Pero ya ves, a la Sardina le fascina Ulises y yo nunca pude pasar del primer cuarto del libro. Por algo la Sardina tiene ahora mi ejemplar facsímil, el que hasta para soñar le sirve (yo lo usaba para dormir). Y lo confieso: soy adicto a las de espías, y el Código Da Vinci me lo mandé en una semana. Promiscuidad total.

    ResponderEliminar
  24. Jessika4:01 p. m.

    Madre mía que variedad de opiniones :) pues yo tengo aparcados tres y no consigo retomarlos, nunca me había pasado supongo que no estoy demasiado receptiva para nada :(
    Los aparcados son: Mientras Vivimos de Maruja Torres, Lo que está en mi corazón de Marcela Serrano y El Arte de Amar de Erich Fromm. Si has leído alguno aconsejame :)
    Un besito, aahh tengo una de tus peliculas antiguas recomendadas, ya te contaré.

    ResponderEliminar
  25. Jessika4:01 p. m.

    Madre mía que variedad de opiniones :) pues yo tengo aparcados tres y no consigo retomarlos, nunca me había pasado supongo que no estoy demasiado receptiva para nada :(
    Los aparcados son: Mientras Vivimos de Maruja Torres, Lo que está en mi corazón de Marcela Serrano y El Arte de Amar de Erich Fromm. Si has leído alguno aconsejame :)
    Un besito, aahh tengo una de tus peliculas antiguas recomendadas, ya te contaré.

    ResponderEliminar
  26. Una buena novela es la que te devoras en cuatro dias. Abrazos.

    ResponderEliminar
  27. De hecho hace unos dias estaba comentando con un cliente que
    si un libro te atrapa desde la primera pagina es un buen libro.

    y.. pues
    Mucha gente que atea, no creyente, enojada con Dios, satanicos, etc. leen la bibla, sea por lo que fuese, la leen, significa que, el contenido, sea importante-interesante o no para uno, la fuerza de las palabras escritas es lo que deveras importa en un libro? creas o no en lo que diga?

    Besitos.

    ResponderEliminar
  28. Ou me quede pensando.
    la leen, (la biblia)
    para obtener alguna teoria,
    o representar
    alguna version propia de lo que leen en ella

    ResponderEliminar
  29. MAURICIO: absolutamente sencillo y complejo! Pero también supongo que hay algunos libros que tienen un estilo -o temas- según la época y eso puede aburrir o apasionar (lo digo por ejemplo en libros con grandes descripciones, hay quién le fascina, a mí me mata del aburrimiento).

    CHRIS: yo a veces me rindo, pero es que como con las películas, si no las he visto no me siento con derecho a opinar y prefiero decir "este libro me parece horroroso por que..."

    ALFONSO Ch.R: ves! justamente eso. A lo mejor no le di suficiente oportunidad. A mí la promiscuidad no me da para llegar a espìas, pero de vez en cuando leo cualquier tontería, incluyendo (como puse arriba) revistas tipo Cosmo o Glamour. Supongo que todos tenemos un puntito de promiscuidad :-)

    JESSIKA: Hace unos días me compré ese de Maruja Torres pero no lo he empezado. El arte de amar está bien (además si mal no lo recuerdo te vendría bien leerlo ;-) ) y de Marcela Serrano me he leído "El albergue de las mujeres tristes" y "Antigua vida mía", este que dices no, pero me gustaron los otros 2. ¿Cuál de las pelís?

    FGIUCICH: supongo que sí, jiji, o al menos es una genialidad de trama. Lo extraño es que ahora mi novio se está intentando leer el libro en cuestión, lleva cinco días en ello y va por la página 78 y le etsá costando horrores seguir.

    TINY*FAIRY: pues yo creo que sí importa la fuerza de las palabras, pero no necesariamente porque creás o no en ellas, aparte de lo que escribiste después, creo que hay libros que estás de acuerdo o no, pero al menos te plantean temas para pensar.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  30. Hace poco leí "Plataforma", de Michel Houellebecq (está en Anagrama), quizá te guste, tiene un poco de esa "mezcla" que buscás.

    ResponderEliminar
  31. Interesante pregunta. Pondré este post en mi lista de lecturas favoritas.

    Un beso

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...