viernes, enero 04, 2013

Esas cosas raras que pasan: avistamiento de fin de año

He visto cosas raras volando en esta vida. No es la primera vez que me pasa, pero sí la primera en que es taaaan raro que aún le doy vueltas. Sé que habrá quien no me crea, sé que habrá quien le busque explicaciones humanas y racionales. Pero... yo sé que vi algo raro.

31 de diciembre. 1 de enero, en realidad, porque ya es de madrugada. Estamos en el balcón Cata, El Vikingo y yo. El Vikingo, que aclaro que es bastante descreído para todo, nos señala el cielo... ¿qué es eso?

Levanto la vista y veo lo siguiente: un objeto volando, bastante más grande que un avión. O vuela muy cerca o es muy grande, pero la proporción es rara. No es una luz indefinida, es un objeto. Parece redondo, la figura está bien delineada como por un banda gruesa, de un color naranja-rojizo muy intenso. Va bastante más rápido que un avión, en una dirección muy concreta, en línea recta pero fuera del trayecto habitual de cualquier otra cosa que pase volando por los cielos cercanos a casa.

¿Qué es eso?

¡Cata, andá a traer tu cámara! Cata me dice que no, que quiere verlo y que lo vea, nada más. Es un momento raro, porque sé que no es algo "normal". Repito que me muero por tener una cámara, pero también es cierto que no quiero perderme ni un segundo. Así que sigo viendo esa cosa que vuela y seguimos sin saber qué es.

¿Qué es eso? El vikingo ya ha descartado todos los objetos voladores habituales... él que es descreído no se atreve a decir lo que a Cata y a mí nos pasa por la cabeza.

Cuando vuela por delante nuestro me estiro por fuera del balcón porque quiero seguir viéndolo, me queda por encima de la cabeza, es decir... lo veo por debajo. Entonces descubro que dentro del círculo hay otro círculo más, delineado con una banda naranja-rojiza, perfecto y más pequeño. Y el objeto, confirmo también entonces, es perfectamente redondo.

Desaparece.

Y como pienso que no somos el centro del cosmos... pues, bienvenidos.


Sí. Creo que es lo que sospechamos.

La historia me va a durar días y días, fue muy sorprendente.

8 comentarios:

  1. Hace años en la playa de noche miré al cielo y la luna estaba de color rojo.

    Supongo que tendrá una explicación, pero joder, me quedé mirando un buen rato, alucinada, no podía creérmelo. Jamás me he sentido así.

    Tu historia es fuerte, pero con eso de la celebración, no sé... ¿no es posible que estuviérais un poco perjudicados todos ya con los brindis? ;P

    ResponderEliminar
  2. DOCTORA: jajajajajaja, mira con la celebración todo podría ser, pero el Vikingo no había bebido nada más que dos cafés :D

    ResponderEliminar
  3. ¡¡¡ :-O !!!
    ¿Será un buen designio para el 2013? ¿O el peor de todos?

    ResponderEliminar
  4. CVALDA: quiero pensar que bueno, mira... si no, ya nos habrían hecho algo raro, digo yo... :P

    ResponderEliminar
  5. Muy fuerte, yo lo vi y era raro muy raro...Espero q esto nos traiga buena suerte jejejeje

    ResponderEliminar
  6. CATA: ahora estoy obsesionada, quiero ver máaaaas!!!

    ResponderEliminar
  7. FANMA: yo un par, pero el Vikingo café...

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...